“Nivela el terreno” la ley de competencia

Se cierra el paso a prácticas anticompetitivas y se establecen condiciones más justas, sobre todo de las Pyme: Peña Nieto.
La iniciativa mantiene el espíritu transformador de las reformas, dijo el Presidente.
La iniciativa mantiene el espíritu transformador de las reformas, dijo el Presidente. (René Soto)

México

El presidente Enrique Peña Nieto destacó que la nueva Ley Federal de Competencia Económica, que envió al Congreso, "nivela el terreno de juego" para las pequeñas y medianas empresas.

Frente a empresarios en la Convención Nacional de Industriales, dijo que la legislación busca regular los procesos de competencia para hacer condiciones más justas en el mercado, sobre todo para las pequeñas empresas.

Dijo que la ley facilita y hace más transparentes los procesos de investigación de prácticas anticompetitivas, y también vuelve las instancias que lo juzgan más justas al separar a quien efectúa la evaluación y quien emite un dictamen.

Consideró que acciones como ésta, que hacen más concretas las reformas aprobadas, coinciden con el proceso de crecimiento sostenido que se busca para el país.

Peña Nieto destacó que la iniciativa busca incrementar la competencia, detonar el crecimiento económico y generar más empleos.

Afirmó que la nueva legislación "permitirá cerrarle el paso a las prácticas anticompetitivas, asegurando la libre competencia en todos los sectores de la economía".

Explicó que la nueva ley garantiza la autonomía del órgano regulador, amplía el catálogo de conductas anticompetitivas e incorpora mecanismos para corregirlas, y busca mayor eficacia y agilidad procesal, además de fortalecer la capacidad de sanción de la Cofece.

"Con esta nueva ley, que estará sujeta al debate en el Congreso, buscamos que la Comisión Federal de Competencia Económica cuente con herramientas para combatir conductas anticompetitivas y prácticas monopólicas", dijo.

Afirmó que la iniciativa mantiene el espíritu transformador de las reformas constitucionales aprobadas el año pasado.

"Los beneficios de las reformas de 2013 comenzarán a sentirse de manera gradual en cada industria, negocio y hogar ", aseguró.

En tanto, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Rodrigo Alpízar, dijo que es necesario dar certeza en las inversiones, por lo que llamó a reforzar el andamiaje normativo.

A su vez, Juan Pablo Castañón, dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), señaló que continúan la revisión de la propuesta presidencial, y en ella ven que solamente se fortalece a la Cofece frente a las empresas, pero se debilita frente al Ejecutivo, "afectando la autonomía que pretendió darle la Constitución".

Agregó que no se limita expresamente en la propuesta de ley enviada por el Ejecutivo la determinación de insumos esenciales y precios máximos, con lo que se puede afectar el funcionamiento del libre mercado y, finalmente, al consumidor.

"Los agentes económicos consideramos que la iniciativa, como está redactada, no prevé un adecuado equilibrio procesal, restringe aún más los mecanismos de defensa de las empresas y elimina la posibilidad de solicitar audiencia, tal como lo prevé la ley vigente. Es fundamental también que se limiten las facultades discrecionales de la Cofece, contenidas en diversos artículos de la iniciativa", opinó.

La nueva ley debe atacar los monopolios, no solamente ir contra las empresas grandes, señaló Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Indicó que existen mercados que por su propia naturaleza son oligopólicos, y empresas grandes que son muy productivas y competitivas, pero no son monopólicas.

"Hay que tener muy claro y ver qué empresas están en competencia desleal y cuáles son grandes pero son muy competitivas. Los medios de defensa que deben tener los entes económicos son fundamentales", explicó.

En este contexto, el pleno de la Cámara de Diputados dio entrada y turnó a comisiones la iniciativa de Ley Federal de Competencia Económica propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto para acotar y combatir las prácticas monopólicas.

La Comisión de Economía, presidida por el panista Mario Sánchez Ruiz, se encargará de dictaminar la iniciativa, mientras que la de Competitividad, encabezada por el petista Adolfo Orive, solamente emitirá una opinión.

El diputado presidente Ricardo Anaya subrayó que la discusión, dictamen y votación del proyecto de la Ley Federal de Competencia Económica será una prioridad en el Palacio de San Lázaro.

"El día de hoy la estaremos turnando a la Comisión de Economía para dictamen y a la Comisión de Competitividad para opinión. Será, sin duda, una prioridad para esta Cámara de Diputados el que haya dictamen y la estemos votando en el pleno", remarcó.

El proyecto publicado ya en la Gaceta Parlamentaria prevé, entre otros aspectos, elevar de cinco a 10 años de prisión el castigo por incurrir en la práctica de "monopolio absoluto", además de establecer como sanción máxima la desincorporación de activos de las empresas en esa hipótesis.

La iniciativa presidencial de competencia económica y las reformas al Código Penal Federal que le acompañan constituyen el primer paquete de leyes reglamentarias de las reformas constitucionales aprobadas en el anterior periodo de sesiones en el Congreso de la Unión.

Certeza necesaria

El presidente de la Canacintra, Rodrigo Alpízar, dijo que es necesario dar certeza en las inversiones que arriban al país, por lo que llamó a reforzar el andamiaje normativo.

Sobre la propuesta de penas de prisión hasta de 10 años a quienes se encuentre culpables de prácticas monopólicas absolutas, el presidente del CCE dijo que ellos están de acuerdo en que la persona que infrinja la ley sea castigado.

También el Congreso recibió la minuta senatorial de la ley general en materia de trata de personas que establece los tipos penales, así como las sanciones y circunstancias agravantes.