Necesario, seguir avanzando para enfrentar crisis: FMI y BM

Los mercados emergentes concentran ahora la mayor parte del crecimiento mundial.

México

Las economías de mercados emergentes concentran ahora la mayor parte del crecimiento mundial, pero es preciso avanzar mucho más para mejorar las políticas macroeconómicas y financieras y permitir así una mejor respuesta a las crisis financieras y reducir la pobreza y la desigualdad, advirtieron el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

Reconocieron que se han logrado elevar bastante los niveles de vida en muchos rincones del mundo, pero no hay que bajar la guardia, sobre todo en los países en desarrollo que han logrado aportar más al PIB mundial en la última década.

En un documento el director del grupo de análisis de las perspectivas de desarrollo del BM, Mayham Kose, y oficial de investigación del departamento de estudios del FMI, Ezgi O. Ozturk, hicieron un balance del último siglo sobre la forma en que ha cambiado la economía mundial desde 1964.

Establecieron que en los últimos 50 años la economía mundial ha progresado de manera impresionante y si bien presenta todavía una flagrante necesidad de avances en muchos ámbitos, también ofrece motivos para ser optimistas. 

Hicieron ver que en el transcurso de ese tiempo han aparecido nuevas formas de comunicación con el uso de internet y la telefonía móvil; los vínculos mundiales crecieron drásticamente y el proceso de expansión en el número de países que integran a dichos organismos
internacionales pasó de 40 en 1964 a 188.

No obstante, admitieron que persisten las crisis, episodios que han interrumpido el crecimiento económico en todo el mundo; tan solo de 1970 a 2013 han ocurrido unas 400.

De esa cantidad, en las economías avanzadas se experimentaron solo 35 crisis, la mitad después de 2007. En tanto que las economías de mercados emergentes sufrieron 218 crisis financieras, la mayoría en los años ochenta y noventa, especialmente durante la crisis financiera asiática de 1997.

Destacaron que las crisis cambiarias fueron las más frecuentes, representando la mitad de todos los episodios de crisis. El resto correspondió a crisis bancarias y de deuda.

En ese sentido, comentaron que tras estos episodios, se ha generado un animado debate acerca del futuro de la economía, ya que algunos argumentan que las economías avanzadas probablemente entrarán en un período de estancamiento; otros sostienen que los días de robusto crecimiento ya han quedado atrás porque las innovaciones de hoy son menos útiles que las grandes invenciones del pasado.
Pero también por otro lado, hay opiniones que aseguran que la economía mundial tiene enorme potencial para generar una saludable dosis de crecimiento en las décadas venideras.  


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]