Nasdaq desestima temores de burbuja tecnológica

El índice Nasdaq Composite por un tiempo breve alcanzó 5 mil puntos la semana pasada.
El Nasdaq Composite ganó 5.743 puntos, o un 0.15%, y cerró extraoficialmente en 3,789.384 puntos.
(Reuters)

Hong Kong

La presidenta del grupo de valores Nasdaq OMX desestimó las sugerencias de una nueva burbuja del sector de tecnología, a pesar del repunte de varios años que regresó las acciones de internet a niveles máximos como los que se vieron en el auge de las puntocom.

El índice Nasdaq Composite por un tiempo breve alcanzó 5 mil puntos la semana pasada. La última vez que llegó a ese nivel fue hace 15 años, durante la cúspide de la burbuja de tecnología, que poco después estalló para terminar el año 2000 con una caída y ubicarse a un nivel de menos de mil 500 puntos.

Sin embargo, Adena Friedman, la presidenta del Nasdaq OMX, cree que el principal índice de acciones de la bolsa de Estados Unidos ahora es “fundamentalmente diferente”, y que la adición de compañías que se encuentran fuera del sector de tecnología ayudó a convertirla en un “reflejo formidable” de la economía mundial.

“Yo estaba allí en (el año) 2000. Era un índice muy, muy diferente en ese tiempo. Si tú ves el índice actual, ahora tenemos a tres de las cinco compañías más grandes del mundo”, dijo Friedman.

Aunque el Nasdaq es más conocido por albergar a gigantes de la tecnología, entre ellos Apple, Facebook, y Google, también atrajo a una serie de empresas de otros sectores, como la cadena de cafeterías Starbucks, el grupo hotelero Marriott International, y el productor de alimentos Mondelez. La combinación de bienes de consumo, servicios al consumidor y cuidados de salud, ahora representa más de 40 por ciento del Nasdaq Composite.

Las acciones de tecnología todavía dominan, representan 43 por ciento del índice. Sin embargo, Friedman no ve grandes motivos para preocuparse.

“Personalmente, creo que la tecnología está en una fase de gran crecimiento”, dijo. “Hay una lógica para que los tipos de valoraciones de esas compañías se basen en la oportunidad de crecimiento global para la tecnología y la biotecnología”.

Hace poco que varias empresas emergentes del sector de tecnología empezaron a recurrir a los mercados privados para su financiamiento, algo que hizo posible el cambio de reglas que llegó por la Ley de Empleos (Jobs Act), una nueva legislación que busca simplificar las reglas que rigen la recaudación de capital y de ventas de valores en EU. Airbnb, SpaceX, Lyft y Snapchat, entre otras empresas, alcanzaron valoraciones de miles de millones de dólares de la recaudación de capital privado, mientras que Xiaomi y Uber se convirtieron en dos de las compañías con mayor valoración en el mundo sin cotizar en bolsa.

Sin embargo, Friedman insiste en que esa tendencia no es una amenaza para el negocio de cotizar empresas en el Nasdaq, y que en lugar de eso representa una oportunidad para las bolsas. El año pasado lanzaron el Nasdaq Private Market como una plataforma diseñada para ayudar a las compañías a recaudar capital de inversionistas sin la necesidad de salir a bolsa.

En declaraciones durante una visita a Hong Kong, Friedman también elogió como un “gran éxito” el lanzamiento del Shanghai-Hong Kong Stock Connect, y dijo que el Nasdaq esperaba beneficiarse con el vínculo de operación transfronterizo al incluir más fondos cotizados (ETF o Trackers) en la región.

Los ETF ahora no son elegibles para el Stock Connect, que permite que los inversionistas de China continental operen valores que cotizan en Hong Kong. Sin embargo, la Bolsa de Hong Kong espera ampliar el programa para incluir otras clases de activos en el corto plazo. En Shanghái ya cotiza un ETF del índice Nasdaq 100 que alberga más empresas de tecnología.