Ocho gobernadores multiplican sus deudas

Dos entidades duplican el monto; Nuevo León, que aumentó 34 mil 109 mdp y Chihuahua, que ascendió 41 mil 894 mdp.
En Nuevo León, la mayor deuda por un gobierno en función.
En Nuevo León, la mayor deuda por un gobierno en función. (Archivo)

México

Al menos ocho gobernadores en funciones han duplicado —en algunos casos el aumento es en mayor proporción— la deuda de sus estados, lo que ejerce presión a las finanzas públicas de sus entidades.

Además, mandatarios estatales que terminan sus sexenios este año, entre ellos Rodrigo Medina en Nuevo León, Fernando Ortega en Campeche y Mario Anguiano en Colima, heredarán nuevas obligaciones financieras a los gobiernos entrantes.

La mayor deuda acumulada por un gobierno estatal en funciones fue la de Medina en Nuevo León, que la duplicó. En 2009 inició su gobierno con 27 mil 71 millones de pesos y en 2014 lo cerró con 61 mil 180 millones, un aumento total de 34 mil 109 millones de pesos, según datos de la Secretaría de Hacienda.

Le sigue el gobierno saliente de César Duarte en Chihuahua, cuya deuda se triplicó desde que entró en funciones en octubre de 2010, al pasar de 12 mil 47 millones a 41 mil 894 millones al cierre del año pasado, para un aumento de 29 mil 347 millones.

En la lista también se encuentra, el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien tomó posesión en 2010 con una deuda estatal de 21 mil 500 millones de pesos, y en 2014 se duplicó a 41 mil 355 millones, un repunte de 19 mil 855 millones de pesos, según datos del gobierno federal.

Además de esos estados que ya venían arrastrando una deuda considerable desde el sexenio anterior, destaca el caso de Zacatecas, encabezado por Miguel Alonso Reyes, quien al inicio de su mandato en 2010 registró deuda por 682 millones de pesos, pero en 2014 alcanzó 7 mil 243 millones, un aumento de 960 por ciento, una cantidad inédita para ese estado.

En el mismo caso se encuentra el gobierno saliente de Campeche, encabezado por Fernando Ortega, quien inició su mandato en 2009 con cero deuda, pero en 2014 alcanzó mil 729 millones de pesos, por lo que entregará la gubernatura con obligaciones financieras que no  tenía.

Otro caso es el gobierno de Gabino Cué en Oaxaca, que inició su mandato en 2010 con 5 mil 360 millones de pesos por concepto de deuda, y en 2014 las obligaciones financieras aumentaron casi el doble, hasta alcanzar 10 mil 685 millones de pesos.

El gobierno de Graco Ramírez en Morelos también ha duplicado su deuda en lo que va de su sexenio al frente de la entidad. Al tomar posesión a finales de 2012, la entidad registró 2 mil 871 millones de pesos en endeudamiento, pero en solo dos años duplicó el monto, hasta llegar a 5 mil 724 millones de pesos al cierre de 2014.

En Colima, el gobierno saliente de Mario Anguiano Moreno más que duplicó el monto de su deuda, ya que en 2009 inició con mil 270 millones de pesos, y en 2014 fue de 2 mil 710 millones.

Organizaciones como el Consejo Coordinador Empresarial han advertido sobre el endeudamiento estatal en los últimos años, ya que en marzo de este año alcanzó 510 mil 31 millones de pesos, su máximo histórico.

En algunas entidades el aumento de la deuda inició en sexenios anteriores, como el caso de Coahuila, que en 2011, el último año del gobernador Humberto Moreira, aumentó más de cuatro veces, hasta ubicarse en 36 mil 510 millones de pesos.