Moody’s aumenta la calificación de México

La agencia basó su decisión en que las reformas estructurales fortalecerán las perspectivas de crecimiento económico y los ingresos fiscales en el mediano plazo.

México

Moody's Investors Service elevó la calificación soberana de México, desde Baa1 hasta A3, con perspectiva estable; la agencia basó su decisión en las reformas estructurales aprobadas el año pasado, pues consideró que éstas fortalecerán las perspectivas de crecimiento económico, así como sus fundamentales fiscales, en el mediano plazo.

De acuerdo con Moody's, en la medida que el impacto total de las reformas se haga más evidente, espera que las métricas crediticias reporten graduales mejoras, con lo que se reforzará el perfil de la deuda soberana del país, que ya es sólido.

México se suma a Chile -cuya nota es Aa3- en lograr ese nivel de evaluación en América Latina.


Por su parte, la perspectiva estable de la calificación A3 de México refleja la expectativa de que la implementación de las reformas conducirá a una mejora que se estima sea gradual en los indicadores económicos, fiscales y financieros del país. Dado lo anterior, la agencia no espera que la del rating del país registre cambios importantes dentro de los próximos dos o tres años.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público destacó en un comunicado que es la primera ocasión que una de las principales agencias internacionales otorga una calificación de categoría "A" a México, lo cual tiene importantes implicaciones positivas, tanto para el gobierno como para la población, pues con ello se reduce el costo del crédito; además, la evaluación confirma al país como un destino atractivo para la inversión, con buenas perspectivas de crecimiento y desarrollo.

La dependencia destacó las palabras del secretario Luis Videgaray: "Con esta acción se refrenda la confianza que existe sobre las perspectivas de la economía mexicana, el respaldo internacional a la conducción de las finanzas públicas y el impacto favorable que tendrán las reformas estructurales impulsadas por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y aprobadas por el Congreso de la Unión".

En tanto, Mauro Leos, analista soberano de México en la agencia Moody's, señaló en entrevista con MILENIO que el principal impacto que tendrá en el país el aumento en la calificación soberana es la diferencia con otras naciones emergentes, pues en un momento de volatilidad y de menores expectativas de crecimiento económico en ellas, la perspectiva para el país es totalmente opuesta.

Asimismo, las reformas estructurales aprobadas deberán atraer y aumentar las inversiones en México, lo cual se traducirá en más empleos y mejores salarios, por lo que la calificación otorgada es el reconocimiento de mejores expectativas para el país en el mediano plazo, que deberán contribuir a elevar el nivel de vida de la población, indicó el analista de Moody's.

La agencia destacó que la aprobación de una agenda integral de reformas en el primer año del sexenio representa un cambio estructural cuyo impacto puede llegar a ser comparable con el que en su momento tuvo el Tratado de Libre Comercio con América del Norte sobre la perspectiva crediticia del país.

Por otra parte, ante una perspectiva de mayor crecimiento de México, apoyada por los cambios en el marco legal y regulatorio, Moody's anticipa que la tasa de PIB se elevará gradualmente a entre 3 y 4 por ciento, que se compara con el intervalo de entre 2 y 3 por ciento anterior a las reformas, con un beneficio particularmente significativo en dos sectores estratégicos: energía y telecomunicaciones.

Moody's también consideró para el aumento de la calificación de México la expectativa de que el capítulo fiscal de las reformas fortalecerá aún más el robusto perfil financiero del gobierno, ya que, de acuerdo con la metodología empleada por la agencia, al asignar calificaciones soberanas, la fortaleza fiscal del país es considerada "alta" en términos globales comparativos.

Por último, Moody's destacó el perfil crediticio soberano alineado con países calificados en la categoría "A", como Polonia (A2) y Malasia (A3), apoyado en gran medida por una mejora de las perspectivas económicas y fiscales, asociadas con la aprobación del paquete de reformas estructurales.

Impulso

Reformas estructurales aprobadas en la administración de Enrique Peña Nieto elevan calificación crediticia de México al selecto nivel de las "A" por parte de Moody's.

Moody's espera que el beneficio sea particularmente significativo en los sectores de energía y telecomunicaciones, ya que la eliminación de monopolios públicos y privados dio lugar a una significativa disminución en las barreras de entrada de nuevos competidores.

Las reformas pueden influir de manera positiva en el desempeño de México en el corto plazo (2014-2015) en la medida en que la culminación del proceso se traduzca en mayor confianza entre inversionistas locales y extranjeros.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]