Moody's evalúa calificación de Pemex

Moody's colocó las calificaciones de Pemex en revisión para posible baja debido a que la petrolera ha tenido una débil generación de efectivo; Pemex argumenta afectaciones por caída en petroprecios.
La flama en una plataforma de Pemex.
La flama en una plataforma de Pemex. (Claudia Guadarrama)

Ciudad de México

El desplome de los precios del crudo afectan las finanzas de Petróleos Mexicanos y han puesto en revisión a la baja sus calificaciones crediticias por parte de Moody’s.

La agencia calificadora explicó que la revisión surgió a partir de la débil generación de efectivo y el perfil financiero de la compañía en lo que va de 2015, la cual, en su opinión, se mantendrá en los próximos años y acentuará el deterioro, lo que ocasionará grandes necesidades de endeudamiento en el corto plazo.

“Moody’s de México colocó las calificaciones en escala global, moneda local y extranjera en A3, y las evaluaciones en escala nacional de México de Aaa.mx de Pemex en revisión para posible baja”, refirió la agencia en un comunicado.

Señala que la petrolera ha incrementado su deuda durante años para financiar grandes desembolsos para el pago de impuestos, derechos e inversiones de capital, sin lograr incrementos sostenidos en la producción ni eficiencias operativas.

Para el segundo trimestre del año, Pemex acumuló una deuda financiera de 1.3 billones de pesos, lo que significó un aumento de 16.4 por ciento respecto al cierre de 2014.

En respuesta a este anuncio, Pemex explicó que “al igual que el resto de la industria petrolera, se ha visto afectada por la importante caída en los precios internacionales del petróleo, iniciada desde junio de 2014”.

Por lo anterior dijo que “la empresa anunció en febrero un recorte de 62 mil millones de pesos a su presupuesto de 2015, buscando en todo momento minimizar las posibles afectaciones a la producción y la generación de reservas.”

Sin embargo, Moody’s destaca que aun cuando los precios del petróleo se encontraban en su nivel pico en 2014 —cuando alcanzaron más de los 100 dólares por barril—, el flujo de efectivo operativo, de 9 mil 100 millones de dólares, fue insuficiente para cubrir los desembolsos para inversiones de capital, de 15 mil 700 millones de dólares.

Es por eso que se espera que la empresa productiva del Estado tenga necesidades de endeudamiento mayores para financiar el flujo de efectivo libre negativo, en un contexto en que los precios del petróleo cayeron más de 60 por ciento respecto al año pasado.

“A menos de que el gobierno provea importantes inyecciones de capital o reduzca la carga de fiscal y derechos de manera significativa, Moody’s espera que Pemex tenga necesidades de endeudamiento mucho mayores en 2016 y 2017, lo que incrementará los saldos de deuda muy por arriba de los niveles históricos en tiempos en los que la producción se encuentra estancada y la rentabilidad y el flujo de efectivo están muy débiles”.

Moody’s detalló que en su revisión tomará en cuenta si Pemex puede mejorar su estructura de costos y ajustar las inversiones de capital sin afectar significativamente la producción y las reservas, y si tiene alternativas de financiamiento que no sean vía deuda.

“Adicionalmente, la calificadora tomará en cuenta los mecanismos, oportunidad y magnitud del apoyo del gobierno de México (A3 estable) en caso de necesidad. En vista de la estrecha relación entre Pemex y el gobierno, el rango de la posible baja a la conclusión de la revisión probablemente esté limitado a un escalón”.