Moody’s eleva calificación soberana de México

La calificadora asignó el grado A3 con una perspectiva estable. Dice que Hacienda que es muestra de la confianza que hay en el país. 
Moody's elevó el grado soberano de México.
Moody's elevó el grado soberano de México.

Ciudad de México

Moody’s Investors Service aumentó hoy la calificación de bonos soberanos del gobierno de México de Baa1 a A3, con una perspectiva estable, apoyada en gran medida por las reformas estructurales aprobadas el año pasado.

La calificadora internacional de riesgo crediticio destacó que las reformas deben elevar el crecimiento potencial del país, además de reforzar la posición fiscal del gobierno en el mediano plazo.

“Si bien el impacto de las reformas se manifestará de manera gradual y a través del tiempo, Moody’s espera que cambios en diversos indicadores crediticios contribuirán a fortalecer aún más el perfil crediticio soberano de México”, subrayó.

Moody’s expuso que el aumento de la calificación de México estuvo apoyado por cuatro factores específicos vinculados con el proceso de reformas estructurales.

Dichos factores son: aprobación de una agenda integral de reformas que demuestra capacidad política para enfrentar problemas estructurales, y mejoras en las perspectivas económicas de mediano plazo asociadas a un mayor crecimiento potencial.

Asimismo, fortalecimiento de finanzas públicas a partir de mayores ahorros gubernamentales y creación de reservas fiscales para enfrentar contingencias, y un perfil crediticio soberano que ahora está alineado con el de países en la categoría “A”.

Resaltó que la razón principal detrás del aumento en la nota de los bonos soberanos del gobierno mexicano ha sido la aprobación de una agenda integral de reformas durante el primer año de la actual administración que, en su opinión, habrá de tener un importante impacto sobre el perfil creditico del país.

Según Moody’s, el hecho de que se haya aprobado un paquete integral de reformas aumenta significativamente la probabilidad de que se observen mejoras sustanciales en las perspectivas económicas y fiscales de mediano plazo, además de que se llegue a impulsar el desempeño económico de corto plazo.

Moody’s estima que el impacto sea particularmente significativo en energía y telecomunicaciones.

El Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, afirmó que con esta acción se refrenda la confianza que existe sobre las perspectivas de la economía mexicana, el respaldo internacional a la conducción de las finanzas públicas y el impacto favorable que tendrán las reformas estructurales impulsadas por el Presidente Enrique Peña Nieto.