Monsanto corteja a los inversionistas de Syngenta

Tercer acercamiento a la empresa suiza; los inversionistas quieren un plan que al menos “empiece con un 5”.
Amplios esfuerzos de los abogados de las dos empresas para ganar respaldo.
Amplios esfuerzos de los abogados de las dos empresas para ganar respaldo. (Arnd Wiegmann/Reuters)

Londres y Nueva York

Esta semana los asesores de Monsanto se reunirán con los accionistas de Syngenta de toda Europa, en un intento por ganar apoyo para su oferta no solicitada de 45 mil millones de dólares (mdd) por el grupo suizo de semillas y químicos agrícolas.

La medida llega después del rechazo por parte de Syngenta al segundo acercamiento del grupo estadunidense, en el que ofreció un cargo de terminación de 2 mil mdd en caso de que no se logre la fusión propuesta por cuestiones regulatorias.

Ya que Monsanto no pudo aumentar su oferta a más de 449 francos suizos en efectivo y acciones en abril que rechazó Syngenta, el grupo suizo dijo que la última oferta representó “el mismo precio inadecuado, las mismas garantías regulatorias inadecuadas para cerrar, los mismos riesgos regulatorios”.

Los inversionistas quieren una oferta que al menos “empiece con un 5”, dijo una persona familiarizada con la situación.

La empresa combinada se convertiría en el líder mundial de agronegocios, con su oferta de semillas y químicos a muchos agricultores de todo el mundo. Monsanto dijo que la fusión del negocio líder de semillas del grupo estadunidense con la posición dominante de Syngenta en los químicos agrícolas creará “un valor significativo para los agricultores y consumidores”.

Monsanto se comprometió a vender el negocio de semillas de Syngenta para evitar problemas con las normas antimonopolio, pero los analistas dicen que el posible acuerdo todavía quedaría bajo el escrutinio de los reguladores en varios países.

Los asesores del grupo estadunidense también se reúnen con los accionistas de Monsanto como parte de un esfuerzo más amplio para ganar su respaldo para el acuerdo.

Michel Demaré, presidente de Syngenta, y Mike Mack, director ejecutivo, dijeron en un comunicado que si se anuncia la transacción y no se logra completar, “habrá un importante daño y destrucción de valor para Syngenta y sus accionistas”. Dijeron que el cargo por ruptura era “ínfimo” y no logra abordar adecuadamente el riesgo regulatorio.

Los abogados de las dos empresas se reunieron en tres ocasiones después de que Syngenta rechazó la oferta inicial de Monsanto, dijo la empresa suiza.

“Estas reuniones reforzaron la evaluación de Syngenta de los riesgos de regulación y Monsanto no intentó abordar con seriedad estas preocupaciones. Monsanto continúa minimizando estos riesgos fundamentales de la transacción”.

Syngenta dijo que no cree que las desinversiones propuestas por Monsanto resuelvan los problemas antimonopolio. Algunos analistas de la industria señalaron que la compañía fusionada representa una mayor “participación en los gastos totales” de los agricultores que puede quedar bajo el escrutinio de algunos reguladores.

Los reguladores antimonopolios en cerca de 10 países, incluidos China, Rusia e India, pueden revisar el posible acuerdo, según personas familiarizadas con la situación.

El grupo suizo dijo: “Hay ejemplos notables de transacciones propuestas que bloquearon los reguladores debido a ‘preocupaciones de conglomerado’ y otros problemas no horizontales”.

Sin embargo, en su carta a la junta de consejo de Syngenta donde delinean la oferta de la compañía de la semana pasada, Monsanto rechazó las preocupaciones sobre problemas regulatorios “verticales” y de “conglomerado”. “Hay muy pocos precedentes de que se bloquearan acuerdos por esas teorías y no vemos una base creíble que pueda respaldar ese resultado en nuestra transacción”, escribió Hugh Grant, presidente ejecutivo de Monsanto.

Las transacciones con alto riesgo regulatorio suelen tener enormes cargos de ruptura. El grupo de servicios petroleros Halliburton acordó un cargo de 10 por ciento sobre su acuerdo de 34 mil 600 mdd con Baker Hughes, mientras que la compra de Motorola Mobility por parte de Google incluyó un cargo de 20 por ciento.

2 mil

millones de dólares, pago en caso de que por cuestiones regulatorias la fusión no sea concretada

10

países, incluidos China, Rusia e India, pueden revisar el posible acuerdo