Misión de ciberseguridad de EU, a Rumania y Polonia

Plan para enfrentar amenazas en común que provienen de Rusia y de Europa del Este.
Bruce Andrews, líder de la delegación.
Bruce Andrews, líder de la delegación. (Especial)

Washington

Para hacer frente a una amenaza en común de ataques cibernéticos que provienen de Rusia y otros países de Europa del Este, esta semana un alto funcionario del Departamento de Comercio de Estados Unidos encabeza una misión comercial de seguridad en la materia que viaja a Rumania y Polonia para discutir maneras para reforzar las defensas.

El subsecretario de Comercio de EU, Bruce Andrews, y 20 empresas estadunidenses, que van desde Microsoft y Lockheed Martin hasta la firma de seguridad cibernética FireEye, participarán en el viaje que inicia el lunes.

Rumania y Polonia ya son fuertes aliados militares de EU. Pero cada vez más los tres países se enfrentan a amenazas cibernéticas que a menudo provienen de Rusia y otros países en la región, lo que lleva a EU a buscar formas para ayudar a garantizar que sus aliados de defensa son igual de fuertes en seguridad cibernética.

“Polonia y Rumania ya tienen una población con altos conocimientos de tecnología y también tienen una vecindad difícil en lo que se refiere a las amenazas cibernéticas, tanto desde una perspectiva de nación Estado como de delincuencia cibernética”, dijo Andrews a Financial Times. “Los países vecinos son muy agresivos. Así que queremos ayudar a garantizar que (nosotros) y nuestros aliados podemos tener el régimen necesario para hacer frente a las amenazas cibernéticas”.

Las empresas estadunidenses en el viaje buscarán establecer o ampliar su presencia de mercado en Europa Central y del Este, y al mismo tiempo compartir las mejores prácticas en lo referente a combatir los ataques cibernéticos. Parte de la visita se enfocará en la protección de la infraestructura crítica, ya que ésta se traslada cada vez más a estar en línea.

El año pasado, empresas de energía de EU, Polonia y Rumania, junto con España, Francia e Italia, fueron blanco de los hackers conocidos como Dragonfly, que se cree son de Rusia.

Polonia, Rumania y otras naciones de la región también discutirán formas en las que pueden compartir información sobre las amenazas cibernéticas como parte de una cumbre de seguridad cibernética que organiza Rumania.

“La única forma para defenderse de los actores maliciosos es hacerlo en colaboración. Si intentas hacerlo tú solo, únicamente vas a ver una parte del escenario”, dijo Mike Buratowski, vicepresidente de la firma de servicios de seguridad cibernética Fidelis, con sede en Maryland, y participante en el viaje.

Fidelis ayudó a Rumania a realizar un estudio de factibilidad para desarrollar un centro de innovación de seguridad cibernética, que puede actuar como repositorio sobre recomendaciones de tecnología de defensa cibernética. El estudio fue parte de un subsidio que le otorgó la Agencia de Comercio y Desarrollo de EU a la organización de respuesta a incidentes de seguridad cibernética de Rumania.

El Departamento de Comercio desempeña un papel destacado para el establecimiento de estándares de seguridad cibernética a través de las directrices cibernéticas del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología. Expertos de éste también participarán en el viaje para promover las directrices como un modelo internacional de estándares cibernéticos.