Cierre de año será crítico, prevé el sector industrial

Luis Apperti dijo que el crecimiento será menor al dos por ciento, durante el 2015 fue del 2.4 el incremento.
Día con día la reforma energética resta competitividad, afirman voces empresariales.
Día con día la reforma energética resta competitividad, afirman voces empresariales. (Jesús Priciliano )

Tampico

El sector de la industria prevé un cierre de año complicado, asegurando que el crecimiento será menor al del año pasado, indicó el ex presidente del Consejo de Instituciones Empresariales del Sur de Tamaulipas y las Huastecas (CIESTH), Luis Apperti Llovet.

Recordó que durante el 2015 el crecimiento económico de la industria fue del 2.4 por ciento, y ante la actual situación económica, prevén cerrar el año con menos del 2 por ciento de crecimiento.

"El panorama es muy complicado, creo que vamos a cerrar con menos crecimiento que el año pasado, y eso inquieta mucho, el año pasado fue del 2.4 y no creo que lleguemos al 2 por ciento este año", expresó.

Expuso que el tipo de cambio monetario les ha favorecido en cuestión de las exportaciones, sin embargo, los constantes aumentos a los servicios les resta competitividad en los demás rubros.

Indicó que los recientes aumentos a la gasolina y a la tarifa de la energía eléctrica, terminan de hundir a las industrias de la zona sur del estado, al restarles competitividad con otros estados y países.

"Derivado de nuestro tipo de cambio, en exportaciones estamos siendo muy competitivos, estamos pudiendo competir con mayor facilidad, pero sabemos que el mercado interno, es una afectación muy fuerte a toda la ciudadanía", expuso.

La iniciativa privada cuestionó al gobierno federal el por qué no se están dando los beneficios de la tan mencionada reforma energética, la cual en lugar de mejorar el desarrollo económico del país, día a día lo está hundiendo, lo que está generando que todos los sectores sean mucho menos competitivos y con ello se siga dando el desempleo.

Apperti Llovet refirió que para las industrias, el mínimo aumento a los combustibles, dígase gas o gasolina, y energía eléctrica, les resta competitividad, ya que con los países que se compite, los precios van a la baja, situación contraria a lo que está sucediendo en México, por lo que se tiene una competencia desleal.

Cabe recordar que el pasado 1 de agosto los mexicanos enfrentaron un aumento en las gasolinas y el diésel, y también se registró el segundo mes con alzas a las tarifas eléctricas de los segmentos industrial, comercial y doméstico de alto consumo.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que para este mes hay un aumento de entre 5.2 y 7.5 por ciento para el segmento industrial contra lo que se pagaba el mismo mes de 2015.



N.A.M.A