Mil contratos para el nuevo aeropuerto

Según el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, están garantizados los recursos para la obra hasta inicios de 2017.
Los autores del proyecto: Fernando Romero y Norman Foster.
Los autores del proyecto: Fernando Romero y Norman Foster. (Marcela Gutiérrez/Notimex)

México

Construir la nueva terminal aérea implica la coordinación de más de mil contratos de manera simultánea, 20 mil trabajadores en la obra y el procesamiento de más de 8 millones de decisiones, de acuerdo con el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).

Según información de la firma, al cierre de año se tiene un financiamiento que permitirá atender las obras requeridas hasta principios de 2017.

Para el megaproyecto, estimado en 169 mil millones de pesos, se desarrolló un plan financiero con el propósito de garantizar los recursos necesarios y captar mil millones de dólares de la banca, gracias al esquema autofinanciable del proyecto.

Se negoció con la banca nacional y extranjera una línea de crédito adicional por 2 mil millones de dólares, y con estos recursos, más las aportaciones del gobierno federal y los ingresos generados por el viejo aeropuerto, se garantizan las necesidades de recursos económicos presupuestados para la obra durante 2015, 2016 e inicios de 2017, estimó el GACM.

La ruta crítica del proyecto se dividió en cuatro acciones: garantizar la factibilidad técnica, asegurar una administración efectiva, correcto diseño y acciones de beneficio social.

Para garantizar la viabilidad técnica del proyecto se concluyeron 38 estudios de factibilidad, que abarcan desde aspectos aeronáuticos hasta ambientales, y se hizo un plan maestro previo que permitió obtener una configuración general del nuevo aeropuerto.

Para el correcto diseño se contrató a la consultora Parsons como gerente integrador del proyecto; el consorcio formado por Fernando Romero y Norman Foster será el arquitecto maestro; Netherlands Airport Consultants, será el ingeniero maestro, con experiencia en el desarrollo de más de 500 terminales aéreas en el mundo, y ARUP será el desarrollador del plan maestro.

Los avances

A la fecha se concluyó el plan maestro y los trabajos de ingeniería para comenzar los procesos licitatorios de nivelación del terreno y cimentación.

Con los avances se logró pasar este 2015 de la planeación y diseño a la construcción, por ello en julio se dieron a conocer los 21 paquetes de licitación de obras para el nuevo aeropuerto.

Para preparar el terreno se sacaron cerca de 500 tubos que se utilizaban en pozos para extraer agua salada que servía para fabricar sosa cáustica; se retiraron cerca de 5 mil 700 kilómetros de mangueras de sistemas de riego por goteo; se abrieron 12 kilómetros de caminos para obra; se hizo el levantamiento topográfico y geodésico de 4 mil 700 hectáreas, y se inició la construcción de los 31 kilómetros de barda perimetral que resguardará a la nueva terminal.

Se iniciaron también los trabajos de conectividad, con la construcción de la autopista Pirámides-Texcoco, con un avance de 40 por ciento.

Del plan maestro hidráulico de 2014 se iniciaron 16 obras, principalmente de desazolve y adecuación, de las cuales, y de acuerdo con lo programado, se concluyeron 12 en 2014 y cuatro continúan en 2015, y se han ejercido mil 800 millones de pesos.

A la fecha fueron declaradas desiertas al menos nueve licitaciones, entre ellas las referentes a la supervisión del drenaje pluvial temporal, la relacionada con el programa de empleo temporal, la supervisión del proyecto ejecutivo, la construcción y equipamiento de mobiliario y los servicios de la autoridad verificadora del comisionamiento Leed avanzado, este último referente a la certificación en construcción sustentable.