México necesita diferenciarse ante desaceleración: Banxico

El subgobernador del Banco de México, Manuel Sánchez, dijo que México necesita alcanzar una deuda pública sostenible, además de ajustar su política monetaria en el momento correcto.
Los resultados del sector manufacturero confirmaron  la desaceleración de la segunda economías más grande del mundo.
La economía mexicana ha crecido a un menor ritmo que en su tendencia de largo plazo. (Reuters)

Ciudad de México

México necesita profundizar sus reformas estructurales así como mejorar su Estado de Derecho para diferenciarse de otras economías emergentes  para enfrentar el actual periodo de volatilidad financiera, y desaceleración de la economía, indicó el subgobernador del Banco de México, Manuel Sánchez, en una presentación que ofreció a la Cámara de Comercio México-Estados Unidos en Nueva York. 

México necesita alcanzar una deuda pública sostenible, además de ajustar su política monetaria en el momento correcto para evitar presiones inflacionarias por el tipo de cambio o por algún choque en relación al posible aumento de la Reserva Federal.

El gobierno federal propuso en el Paquete Económico 2016 un saldo de la deuda de 47.8 por ciento del PIB, un aumento de más de 10 puntos porcentuales con respecto a inicio de sexenio, cuando se ubicaba en poco más de 36 por ciento del PIB al cierre de 2012. 

Manuel Sánchez indicó que la economía mexicana ha crecido a un menor ritmo que en su tendencia de largo plazo de 2.6 por ciento anual. En 2013, México sufrió una desaceleración al crecer tan solo 1.4 por ciento; en 2014 creció 2.1 por ciento, y se espera que este año crezca en promedio también 2.1 por ciento según el pronóstico de Banco de México.  

El subgobernador indicó que el principal obstáculo de la economía mexicana ha sido la demanda externa de manufacturas, la cual disminuyó sustancialmente este año por la desaceleración industrial en Estados Unidos, lo que también rezagó a la inversión privada, con un consumo privado moderado.

Pero se espera que junto a Estados Unidos, México alcance una recuperación gradual este año y en 2016.

El subgobernador adelantó que datos recientes muestran que la economía mostró un crecimiento moderado en el tercer trimestre de 2015, impulsado en parte por las ventas al por menor, así como en los ingresos de comercios, según datos de ANTAD e INEGI. 

Algunos de los riesgos a la baja que advierte el Banco de México es una producción industrial más débil de lo esperado, así como una disminución mayor en los precios de hidrocarburos, y un deterioro de la confianza del productor así como de empresas. 

Sánchez indicó que hay dos factores detrás de la volatilidad financiera internacional, que son, la normalización de la política monetaria de Estados Unidos, así como un mayor deterior de la economía de China. 

Especialmente cuando la Reserva Federal no tiene certeza total de una plena recuperación en la economía de Estados Unidos, debido a que retrasó el aumento de su tasa de interés en la última decisión de política monetaria. 

El subgobernador de Banxico indicó que se están vigilando posibles riesgos inflacionarios por la depreciación del peso, pese a que el banco central espera que la inflación se mantenga dentro de su objetivo de 3 +/- un punto porcentual, por lo menos este año. 

Algunos de estos riesgos son, una contaminación en los precios por la depreciación del peso frente al dólar, de más de 20 por ciento este año, así como presiones en la demanda de productos, ya que es un factor latente, por lo tanto Banxico tiene que estar preparado para un posible aumento de tasas antes de que cualquier presión inflacionaria surja.