“México, más preparado para sortear volatilidad”

Ninguna calificación valdrá si las reformas no se traducen en resultados favorables en los bolsillos, advierten legisladores.
Nota de Moody’s se basa en perspectivas de crecimiento, dijo el titular de Hacienda.
Nota de Moody’s se basa en perspectivas de crecimiento, dijo el titular de Hacienda. (Mónica González)

México

El alza en la calificación de Moody's a México es un diferenciador muy importante respecto a otras economías emergentes, y se basa en las perspectivas de crecimiento que dan las reformas estructurales, sostuvo el titular de Hacienda, Luis Videgaray.

En entrevista radiofónica detalló que México está más preparado que otros países emergentes para enfrentar la volatilidad y las reformas económicas le permitirán sortearla mejor.

La economía mexicana, refirió, tiene un bajo nivel de endeudamiento público respecto al PIB, un sistema financiero sólido, un bajo déficit de cuenta corriente, un tipo de cambio flexible y con mucha liquidez, amplios niveles de reservas y una línea de crédito contingente con el Fondo Monetario Internacional, elementos que hacen que México se perciba diferente.

El secretario de Hacienda mantuvo en 3.9 por ciento el pronóstico de crecimiento en 2014, aunque si bien será un crecimiento más robusto que el del año pasado, todavía está por debajo del potencial del país, y por ello el objetivo de las reformas estructurales aprobadas es elevar la tasa de crecimiento potencial y que México crezca consistentemente a tasas de alrededor de 5 por ciento.

Subrayó que se requiere elevar el crecimiento de forma sostenida, como México ya lo ha hecho entre 1950 y 1980, que en promedio avanzó arriba de 4 por ciento, que fue cuando se generó el mayor desarrollo y abatimiento de la pobreza.

Consideró que el repunte de la inflación en la primera quincena de enero será transitorio, el cual estuvo ligado a la entrada en vigor de algunas disposiciones fiscales.

"Este es un efecto evidentemente transitorio; de hecho, estamos convencidos que la cifra de inflación de la segunda quincena de enero será menor que la que tuvimos en las primeras dos semanas, porque estos son eventos de una sola vez, no estamos hablando de una tendencia inflacionaria", añadió.

Destacó que el hecho de que Moody's haya colocado a México en la categoría de país con calificación A3, abre la posibilidad de que vengan inversionistas que antes no podían porque solo se les permite hacerlo en países con notas A.

En tanto, los coordinadores parlamentarios del PRI, Manlio Fabio Beltrones, y del PAN, Luis Alberto Villarreal, advirtieron que no hay calificación que valga si las reformas estructurales no se traducen en resultados favorables en los bolsillos de los mexicanos.

Senadores del PRI pidieron no echar las campanas al vuelo, porque todavía falta aprobar las leyes secundarias.

Los priistas Jesús Casillas y Omar Fayad dijeron que esperan a que lleguen las iniciativas del Ejecutivo, para desahogarlas y entonces la calificación se podrá reforzar.

El secretario de la Comisión de Desarrollo Social, Casillas Romero, destacó que se trata de la mejor evaluación que da esta calificadora al país en su historia y ello refleja que hay confianza internacional en las reformas.

Fayad estableció que la calificación es buena, "pero vamos por más".