México obtiene 14 mde para casas sustentables

Ya hay proyectos de este tipo en marcha y son financiados con créditos sindicados de la Sociedad Hipotecaria Federal en conjunto con el KFW y el Banco de Desarrollo Interamericano.

México

Bajo la dirección de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) se lanzó el proyecto NAMA Mexicana de Vivienda Sustentable, para el que se obtuvieron 14 millones de euros de las bancas alemana e inglesa.

Jorge Ramírez Marín, titular de la Sedatu, detalló que dicho monto se ocupará para la lucha contra el cambio climático, al promover un desarrollo sustentable de la vivienda nueva, la cual permita reducir las emisiones de dióxido de carbono.

El proyecto NAMA (Mecanismo de Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiada) forma parte de la iniciativa del plan estratégico de cambio climático que realiza el gobierno dentro de sus compromisos internacionales.

De acuerdo con Paloma Silva, directora general de la Comisión Nacional de Vivienda, desde el año pasado se presentaron estos proyectos piloto de casas sustentables y se negoció la donación de 14 millones de euros.

Dijo que ya hay proyectos de este tipo que están en marcha, los cuales son financiados con créditos sindicados de la Sociedad Hipotecaria Federal en conjunto con el banco alemán KFW y el Banco de Desarrollo Interamericano.

Estos desarrollos con ecotecnologías son alrededor de 25 mil viviendas principalmente del segmento de interés social y se ubican en Hidalgo, Durango, Quintana Roo, Michoacán, Guerrero y Aguascalientes.

Del recurso obtenido (14 millones de euros), 10 millones serán otorgados a través de la SHF y los cuatro millones restantes por medio de la Conavi.

“El primer componente al cual se abocará este recurso será para actualizar el marco legal y fomentar la capacidad de la industria de desarrolladores, a fin de que se les dé asistencia técnica y puedan construir viviendas que al principio tengan una reducción de 20 por ciento de emisión de gases de efecto invernadero y llevarlo hasta vivienda pasiva (cero emisiones).”

El segundo componente es apoyar la transferencia tecnológica y el desarrollo local del mercado de ecotenología, es decir, de material sustentable, como aislantes térmicos, celdas solares, ventanas ahorradoras de energía; “esto es interesante porque se van a desarrollar proveedores en México que puedan producirlas”.

Según Ramírez Marín, esa tecnología es 80 por ciento más barata en el resto del mundo, pero en México no, “aquí es todavía para una clase muy privilegiada”, comentó.