México debe mejorar atractivo en Ronda 1

Los problemas económicos de las energéticas estadunidenses afectarán al país porque tendrán menos recursos para proyectos externos, advirtió el líder de la práctica de Petróleo y Gas de Deloitte.
Las firmas de petróleo y gas de EU enfrentan problemas por los bajos precios del mercado.
Las firmas de petróleo y gas de EU enfrentan problemas por los bajos precios del mercado. (Claudia Guadarrama/Archivo)

México

Si México quiere atraer la inversión de las petroleras de Estados Unidos, tendrá que ofrecer condiciones económicas atractivas en las siguientes licitaciones de la Ronda Uno, afirmó el líder de la práctica de Petróleo y Gas de Deloitte, una de las mayores consultoras de negocios.

John England dijo que, en lo que respecta a México, las empresas de EU tienen como principal interés la extracción de hidrocarburos en aguas profundas, ya que es donde cuentan con mayor tecnología.

Pero durante la presentación de la Expectativa Global de los Precios del Crudo de Deloitte, England advirtió que para la cuarta convocatoria dentro de la Ronda Uno, la complicada situación que enfrentan las firmas de petróleo y gas de EU por los bajos precios del insumo ya se refleja en una disminución en la  producción de hidrocarburos no convencionales.

Por ello, dijo England, dirigen su poco capital disponible a proyectos  más rentables.

Según England, la de México “es una reforma energética agresiva; son tiempos difíciles para la industria, tomando en cuenta que los precios están cayendo mucho en los últimos 12 meses, en muchos de los casos los productores de petróleo  y gas han sido las víctimas de esta situación”.

Insistió que son varias empresas en Estados Unidos que enfrentan problemas financieros y económicos, ya que algunas tienen niveles de deuda “bastante” altos, y no todas están protegidas con coberturas en este año. “Va haber bancarrota que ya se está viendo desde ahora y va a perdurar en 2016; esto afectará a México, porque va haber menos capital para hacer inversiones.

“Es muy importante que el gobierno de México tenga en cuenta precisamente que muchas compañías van a tener menos y van estar tratando de decidir dónde va estar mejor depositado ese capital…México lo vemos como un mercado interesante para EU.”

Es por esto que el país debe tener fuerza política para llevar a cabo la reforma, energética en un contexto de alta volatilidad en el mercado del crudo, pues muchos proyectos a escala global se están deteniendo y posponiendo.

Para la primera y segunda licitaciones de la Ronda Uno, tanto la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, como la de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos han realizado modificaciones para incentivar la participación de empresas.

Una de las más relevantes se realizó en la segunda licitación de extracción en aguas someras, donde los bloques fueron subastados el pasado 30 de septiembre, donde en términos fiscales los mínimo requeridos de participación para el Estado fue menor que en la primera, los rangos estuvieron entre 30.2 y 35.9 por ciento.

El gobierno mexicano ha reconocido la necesidad de ir adecuando las bases de licitación y contrato conforme el mercado va desarrollándose, pues basan en las mejores prácticas internacionales en la materia con el fin de otorgar certeza jurídica a los operadores, “así como salvaguardar el interés del Estado mexicano al promover mayores inversiones, incrementar la generación de empleos, aumentar la producción de petróleo y gas natural y asegurar que el Estado recibe la renta petrolera”.

Hace unos meses el Concilio de Energía para las Américas (Ecota por su sigla en inglés), el cual se dedica a crear relaciones binacionales entre Estados Unidos y México, comentó que son al menos 160 firmas las que ya están interesadas en incursionar en el mercado mexicano; de estas más de 50 por ciento se dedican al sector de petróleo y gas. “Son muchas y necesitan guía y certeza del gobierno mexicano que todo lo que se ha publicado en la reforma se va a llevar a cabo”.

Dentro de las dos subastas ya realizadas por el gobierno, en los consorcios ganadores hay tres empresas de origen estadounidense que son: Talos Energy (primera licitación) y Fieldwood Energy y PanAmerican Energy (segunda licitación). Y para la tercera convocatoria donde se ofertan 25 campos maduros terrestres para extracción solo cuatro firmas norteamericanas han mostrado interés.

Por otra parte, los expertos de Deloitte creen que con la baja de producción de no convencionales en EU y un incremento en la demanda en Asia se va dar un equilibrio en el mercado del crudo en 2017, donde prevén que los precios se recuperen en un rango de entre 70 y 75 dólares por barril, pero reconocieron que como cualquier pronóstico tiene la posibilidad de que no suceda. Y es que, el Banco Mundial  en su informe trimestral sobre materias primas, de nueva cuenta redujo sus perspectivas de precio para este año y 2016.

Calcula que el barril de crudo Brent, en promedio cierre en los 52 dólares, lo que significa una caída de 46 por ciento respecto a 2014, algunos factores que el Banco Mundial considera para esta baja es el enfriamiento de la economía global, el menor precio de producción del crudo de esquisto estadunidense; para 2016 se calcula que los bajos precios se mantengan llegando a los 51 dólares por barril.

***

Grupo México quiere ser petrolera

La gigante minera y ferroviaria Grupo México apuesta a convertirse en una petrolera que produzca unos 100 mil barriles de crudo por día en la próxima década, para lo que calcula requerirá inversiones por unos mil millones de dólares.

Ricardo Arce, director general de Perforadora México, el brazo petrolero de Grupo México, dijo que para dar el próximo paso en la industria aprovecharán su experiencia en perforación de campos en tierra y aguas someras con Pemex.

“La meta que nosotros hemos venido hablando internamente de cómo nos vemos en un periodo de cinco, 10 años, es estar produciendo entre 50 mil y 100 mil barriles diarios”, dijo Arce.

Agregó que están interesados en las primeras alianzas, o farm outs, que Pemex está buscando con empresas privadas, un instrumento del que la estatal puede echar mano para desarrollar sus proyectos derivado de la reciente reforma energética.

La gigante Pemex, agobiada por los bajos precios del crudo y sujeto de ingentes recortes en su presupuesto este año, está buscando socios para campos en tierra y aguas someras.

En una primera etapa Pemex, una de las mayores petroleras del mundo, busca alianzas en los campos de crudo pesado y extra pesado en aguas someras Ayatsil-Tekel-Utsil, así como para los campos de crudo pesado y ligero en tierra Ogarrio, Rodador, Samaria, Cárdenas y Mora. 

Reuters/México