México no es cosa de juegos para Eurekakids

La fabricante española va por el mercado nacional, que podría alcanzar un valor de 2 mil 721.8 millones de dólares hacia 2019.
Joaquín Llopart, director general de la juguetera española para América Latina.
Joaquín Llopart, director general de la juguetera española para América Latina. (Especial)

Ciudad de México

En los primeros seis meses de 2016, la cadena juguetera española Eurekakids ha triplicado sus ventas en México respecto al acumulado de todo el año pasado. Su éxito se debe a un agresivo plan de expansión cimentado en el formato de franquicias.

La firma llegó al país a principios de 2015 con la inauguración de su tienda en Plaza Constituyentes de la Ciudad de Querétaro, y hoy cuenta con cuatro unidades más en Nuevo León, Ciudad de México y dos en la Zona Metropolitana. El plan para 2017 es cerrar con entre cinco y ocho nuevas tiendas y continuar su expansión en América Latina.

“Las ventas que llevamos de esta primera mitad del año ya se triplican respecto a las del año completo pasado, lo que es normal, porque las tiendas se abrieron de manera paulatina”, explicó Joaquín Llopart, director general de la compañía para América Latina.

En entrevista con MILENIO aseguró que el valor del mercado nacional de juguetes y juegos tradicionales registró un valor en 2010 de mil 950.8 millones de dólares, y se pronostica que para 2019 pueda alcanzar 2 mil 721.8 millones de dólares.

De acuerdo con Llopart, lo que hace atractiva a la compañía es la oferta y tipo de productos con enfoque educativo, didáctico, novedoso y de calidad, de los cuales 65 por ciento es producto propio que se combina con otras marcas.

“Tengo la suerte de haber estado abriendo el mercado de Eurekakids en todo el mundo y ahora en México; he visto cómo reacciona el público en los diferentes países y culturas, y me recuerda mucho cuando empezamos hace 10 años, pues la gente encuentra nuestros productos sumamente atractivos”, consideró.

Destacó que ese 65 por ciento representa una oferta de entre siete y ocho mil artículos; a México llegan de cuatro a cinco mil juguetes a los cuales el consumidor de diferentes edades y poder adquisitivo tiene oportunidad de acceder.

Si bien mencionó que su rango de precios va de 25 a 200 dólares, el tipo de cliente al que se enfocan es de un poder adquisitivo de nivel medio a medio alto.

Con relación al aumento del dólar frente al peso, refirió que cada semestre ajustan los precios en caso de ser necesario.

“En este año la fluctuación ha sido de entre 5 y 10 por ciento, que depende del costo de importación de cada uno de los productos, tanto hacia arriba como hacia abajo”, expresó.

Una de las formas de crecer de la firma española ha sido a través de las franquicias; 50 por ciento de sus unidades son propias y la otra mitad replica este modelo de negocio con la franquicia.

La inversión para una de sus tiendas es de aproximadamente un millón 200 mil pesos, donde un mercado como el mexicano representa una oportunidad atractiva. Además, hay otros países en la mira como Perú, Guatemala, Chile y Argentina, aunque todavía son mercados para analizar.

“México es un mercado importante para nosotros por el volumen de negocio que puede llegar a representar en un futuro, debido a su extensión geográfica y estabilidad económica.

“Respecto al sector del retail, México está experimentando un desarrollo de nuevos proyectos e inversiones muy alto, es un buen momento para desembarcar en el país”, comentó.

Al cierre de 2015, la fabricante de juguetes registró un incremento de ventas de 12 por ciento al sumar 41 millones de euros; en ese año abrió 37 puntos de venta: 17 tiendas en España, cinco en Italia, dos en Francia, dos en Bélgica, cuatro en Colombia y cinco en México.

160

tiendas Eurekakids hay en 13 países de Europa, América Latina y Asia, donde tiene presencia en Oman y Emiratos Árabes.

12%

crecieron las ventas de la firma española al cierre de 2015, para totalizar 41 millones de euros y 37 nuevos puntos de venta.