México es atractivo para invertir en petróleo: Economía

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo en Davos que debido a los costos de producción de hidrocarburos en el país, las empresas están interesadas en invertir.
Idelfonso Guajardo, Secretario de Economía.
Idelfonso Guajardo, Secretario de Economía. (Notimex)

Davos

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, descartó que la baja en los últimos meses del precio del barril de petróleo vaya a implicar una caída del interés de firmas internacionales por invertir en el sector energético mexicano.

“El comentario que me hizo aquí el presidente de una empresa petrolera nórdica es que para las empresas en aguas someras, en los pozos maduros, en las nuevas tecnologías de petróleo shale, México sigue siendo una gran oportunidad”, declaró Guajardo a Notimex.

“Sobre todo porque en algunas de estas áreas tradicionales nuestro costo de extracción está todavía mucho más abajo de los precios que está mostrando el mercado y eso representa un margen de rentabilidad interesante para poder invertir en el país”, explicó.

“En su contexto mayoritario hay muchísimo interés en lo que en este momento viene siendo sin duda algo que tiene alta rentabilidad”, reiteró el titular de Economía.

Guajardo, quien encabeza la delegación mexicana que participa en el 45 Foro Económico Mundial de Davos al que también asisten el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y el director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, estimó que podría producirse el aplazamiento de alguna inversión.

“Sin duda habrá algún impacto en la extracción de petróleo de aguas profundas donde los costos son más altos y donde las condiciones de volatilidad de mercado pueden implicar aplazar los planes de inversión”, comentó.

“Pero, en su contexto mayoritario, hay muchísimo interés en lo que en este momento viene siendo sin duda algo que tiene alta rentabilidad”, reiteró el secretario de Economía.

En los últimos siete meses el barril de petróleo perdió más de la mitad de su valor y se desplomó de los más de cien dólares a menos de cincuenta, lo que puso en entredicho el interés por invertir en este sector, que México abrió con sus reformas estructurales en 2013.