“México debe crecer arriba del 4 por ciento”, Ildefonso Guajardo

El secretario de Economía prevé para este año un crecimiento cercano a 3 % y asegura que será superada la cifra de inversión extranjera directa concretada el año pasado que ascendió a 28 mil 382 ...
Ildefonso Guajardo, secretario de Economía
Ildefonso Guajardo, secretario de Economía (Nacho Reyes)

Guadalajara

La economía mexicana requiere crecer a una tasa superior al 4 por ciento para generar los empleos dignos que los mexicanos necesitan, pero comparativamente hablando a lo que paso en el resto del continente Latinoamericano, México tuvo una de las economías con el mejor desempeño dijo el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal en entrevista exclusiva con MILENIO JALISCO.


¿Considera suficiente la tasa de crecimiento del 2.5 de crecimiento que registró México el año pasado?
Sin duda México requiere de tasas de crecimientos superiores al 4 por ciento para poder solventar las necesidades que tienen los mexicanos en la actualidad; sin embargo ante las condiciones actuales que se están generando a nivel internacional, lo que está pasando en los mercados asiáticos, lo que pasa en el mercado energético; es claro que este 2.5 por ciento ha sido uno de los más altos en la región, de hecho hay países que dependen totalmente de las exportaciones de materias primas y al caerse la tasa de crecimiento de Asia y China eso ha reducido la expansión de los mismos; algunos están en recesión, cosa que afortunadamente no pasó en México porque la base de nuestras exportaciones son manufacturas y de que ha habido una reacción muy importante a partir del control de la inflación en el fortalecimiento del mercado interno. Estos son los elementos que nos han logrado diferenciar de otras economías. 


¿Cuál es su expectativa de crecimiento para este año?
Sin duda siguen las buenas noticias de la parte interna de la economía a través de cifras de consumo, habría que ver si los indicadores de manufactura de Estados Unidos fueran favorables, creo que se materializarán las expectativas de un crecimiento que pueda andar en alrededor de un 3 o 3.5 por ciento.


¿No ve usted un escenario más complicado, que pueda mover a la baja los indicadores como sucedió el año pasado?
Eso no se puede prever en forma absoluta pero de acuerdo a como están las cosas y las decisiones que se han tomado pues practicante puede ser ese.


¿Cree usted que se pueda concretar la meta de inversión que plantearon para este año? 
Las decisiones que se han tomado en materia fiscal vienen a fortalecer al país, vienen a darle mayor credibilidad en el medio de las inversiones extranjeras y en efecto los activos mexicanos se vuelven más atractivos por la solidez con la que se conducen la política cambiaria, la política fiscal y la política monetaria; esto aunado a que parte de las reformas su impacto se va a materializar con fuerza en el año 2016, 2017 y 2018 como es el caso de la reforma energética, esperamos sin duda mantener el promedio de inversión extranjera de alrededor de los 30 mil millones de dólares anuales.

Terminaron las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TTP) ¿En cuánto prevé que se puedan expandir las exportaciones de México?
Hay estudios que marcan diferentes impactos, entre ellos hay uno que dice que en los próximos cinco años México podría expandir su comercio internacional alrededor de 150 mil millones de dólares, todo depende de la metodología que se utilice y cómo se hagan las estimaciones. Nosotros estamos en proceso de trabajar con el CIDE para hacer un análisis de impacto para fortalecer los análisis de impacto que ya ha hecho la secretaría, pero creemos que al ser hecho esto por una institución académica obviamente tiene una mayor credibilidad y trasparencia, por lo que vamos a empezar una investigación con el CIDE para ver justamente el futuro de los tránsitos productivos. Pero en resumen justamente se habla de que se podría expandir unos 150 mil millones de dólares las exportaciones.


¿Cuáles serán los sectores más beneficiados con este acuerdo?
Los sectores que más se van a beneficiar tienen que ver con los que México ha tenido una ventaja relativa, la ventaja de negociar con once países es que hay ganadores. Cárnicos, productos frescos, el sector manufacturero gana en las seis nuevas economías que pueden ser una fuente de compra de vehículos, autopartes y aparatos eléctricos. Los ganadores se multiplican porque debido a que las diferencias con las economías negociamos son muy amplias algunos son países que demandan bienes primarios otros demandan bienes manufactureros y el contexto se amplía desde el punto de vista de su operación.


¿Cuándo será enviado el acuerdo al Congreso para su ratificación?
Ya se concluyó la negociación y ahora falta que se ratifique será enviado en abril, se harán foros de consulta y análisis y se someterá al pleno para su aprobación. Hemos tenido reuniones con los legisladores y en esencia hay un reconocimiento que este ha sido un tratado que ha sido bien negociado para México.


¿Jalisco será uno de los estados más beneficiados?
Su estratégica posición frente a la costa del pacífico, el que exista el centro de estudios económicos de Asia-Pacífico en la UAG y la diversidad de capacidades productivas que tiene Jalisco entre el sector manufacturero, agroindustriales; le da una posición estratégica para beneficiarse.


Ayer se anunció que se adelantaba la apertura al mercado de la gasolina ¿Cuál es el impacto que ve usted? ¿Considera que bajarán los precios?
Sin duda la competencia en cualquier sector siempre es saludable, eso permitirá mejorar la calidad. Si se abre el sector automáticamente se abre el libre comercio y lo que determina es el mercado. En el momento en que se abra empezará el proceso de regularización y va a llegar un momento en el que el precio lo va a fijar el mercado y el que lo traiga más barato es el que va a vender más.

¿Prevé usted la llegada de más inversiones en el sector energético a raíz de este anuncio?
Es uno de los temas que nosotros anunciamos, la cifra de inversiones en el 2015 fue de 28 mil 382 millones de dólares y en lo que va del sexenio hemos acumulado alrededor de 100 mil millones de dólares y eso que todavía no se reflejan las inversiones que vendrán en el sector energético con contundencia, ya se reflejan las del sector de telecomunicaciones y seguramente este tipo de acciones como el adelantar la apertura generará un gran flujo de inversión en infraestructura de gasolineras, ductos, etc. Seguramente se van a reflejar parte este año y el próximo.


Este lunes concluyeron las negociaciones entre México y Brasil para el reconocimiento mutuo del tequila y la cachaza ¿Cuál es la estrategia que tienen para la expansión de la bebida mexicana?
Básicamente las estrategias que tenemos con la industria tequilera van en dos sentidos: El primero es el reconocimiento de la Denominación de Origen que es fundamental para reconocer nuestras denominaciones y es lo que ocurrió ayer (el lunes) con Brasil que fue parte de un acuerdo entre el presidente Peña Nieto y la presidenta Dilma Rousseff, donde intercambiamos reconocimientos de la cachaza brasileña y el tequila mexicano; esto se complementa con las estrategias de penetración de venta de mercado; como lo que hicimos con China, el poder lograr que la regulación china permitiera la venta de tequila en el mercado chino y eso ha iniciado un proceso muy interesante de exportaciones, eso simboliza un gran avance y es lo que estamos haciendo ir ampliando el reconocimiento del tequila a nivel internacional.


¿En cuánto estima usted que podrían crecer las exportaciones de tequila a Brasil a raíz de este acuerdo?
Es muy difícil hacer estimaciones; en el caso específico de Brasil, la importancia del acuerdo más que en términos comerciales, que seguramente se van a ampliar; está en términos de proteger nuestras denominaciones de origen, de evitar falsificación, de evitar comercialización de productos que no son tequila pero les dan ese nombre, de que ese país se convierta en un aliado para combatir la piratería en el comercio de bebidas que intentar imitar al tequila y eso es el valor más importante de un acuerdo de reconocimiento de Denominación de Origen; eso indirectamente genera ganancias en las ventas porque al evitar la imitación y falsificación se expanden las ventas del producto real.