México, 14 años sin nuevos aeropuertos

En 2010 esta infraestructura se redujo con el cierre de nueve complejos ubicados en en Chiapas, Oaxaca, Baja California, Baja California Sur, Quintana Roo y Sinaloa.

México

Uno de los pendientes en la industria de la aviación mexicana es la falta de conectividad, situación que se agrava debido a que en los últimos 14 años no se ha construido un nuevo aeropuerto en el país.

De acuerdo con el informe titulado "Aviación mexicana en cifras" de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se observa que desde 2000 se ha registrado un estancamiento en la edificación de este tipo de inmuebles, pues desde entonces no se ha adicionado ningún aeropuerto.

El último incremento en la infraestructura aeroportuaria del país se dio en 2000, cuando se anexaron dos terminales aéreas consideradas internacionales.

Con base en el reporte de la dependencia, el país cuenta actualmente con 76 inmuebles de este tipo, de las cuales 12 son nacionales y 64 internacionales.

Cabe recordar que en 2001 el gobierno federal encabezado por Vicente Fox buscó construir un nuevo aeropuerto en la zona de San Salvador Atenco, en el Estado de México; sin embargo, por diversos conflictos con los ejidatarios de la zona el proyecto nunca prosperó.

Además, en esta nueva administración se anunció la edificación de una nueva terminal para la Ciudad de México, sin la necesidad de expropiar o comprar terrenos, ya que se realizará en terrenos federales ubicados en Texcoco.

Asimismo, en 2010 la infraestructura aeroportuaria sufrió una baja con el cierre de nueve complejos como los de San Cristóbal de las Casas, Copalar y Terán en Chiapas, además de Loma Bonita y Salina Cruz en Oaxaca. También se cerraron los de Guerrero Negro en Baja California, Ciudad Constitución, Baja California Sur; Isla Mujeres, Quintana Roo, y Acapán, en Sinaloa.

En el caso del complejo de San Cristóbal de las Casas, que requirió una inversión de 200 millones de pesos, fue cerrado por fallas en las pistas y actualmente esa obra se encuentra abandonada.

Respecto a las terminales de Copalar y Terán se decidió suspenderlas y convertirlas en bases militares, el mismo escenario vivió el aeropuerto de Loma Bonita en Oaxaca.

Cabe recordar que a finales de los años 90 se inició un proceso de privatización de los 35 aeropuertos más rentables del país, con lo cual se crearon tres grupos que los administran: Aeroportuario del Sureste (Asur), del Centro Norte (OMA), y del Pacífico (GAP).

Las terminales que no entraron dentro de este proceso por no generar ganancias se cedieron a la empresa estatal Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), la cual administra 19 terminales entre las que se encuentran Puebla, Puerto Escondido, Campeche y Nogales, entre otros.

ASA señaló que de los aeropuertos que opera y administra en el país, 84 por ciento tiene una ocupación marginal, por lo que registran pérdidas económicas.

La dependencia reconoció que estas terminales son poco atractivas para la aviación privada-comercial, pero se deben mantener abiertas porque son usadas por el gobierno en acciones militares, de las diversas corporaciones policiales o para movimiento de mercancías cuando suceden inundaciones en esas zonas.

Los aeropuertos que registran pérdidas económicas para el gobierno son Loreto, Guaymas, Nuevo Laredo, Ciudad Victoria, Matamoros y Tepic.

En la zona centro y sur del país, las terminales con mínimas operaciones son Uruapan, Colima, Poza Rica, Puerto Escondido, Campeche y Chetumal.

Como un ejemplo, el director de ASA indicó que el aeropuerto de Nogales es estratégico para el gobierno, por encontrase en la frontera y el de Tehuacán, en Puebla, tiene actividad frecuente de aviación privada.

ASA señaló que los únicos aeropuertos que generan ganancias son los de Puebla, Ciudad Obregón y Ciudad de Carmen. Como se sabe, el Aeropuerto de la Ciudad de México es una empresa independiente de ASA.

ASA mencionó que por las pérdidas económicas se desechó el plan que se tuvo hace unos años de ingresar a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Ampliaciones

El aeropuerto de Toluca, que opera ASA en asociación con el gobierno del Estado de México, ya tiene un avance de 75 por ciento en la compra de terrenos para la construcción de una segunda pista.

El pasado 10 de abril la SCT publicó el título de concesión por 50 años que otorga a ASA para la administración y operación del Aeropuerto Internacional Hermanos Serdán, en Puebla.

La Dirección General de Aeronáutica Civil y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo afirman que la terminal aérea de Cancún, Quintana Roo, ya enfrenta problemas de saturación similares al aeropuerto del DF.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]