El futuro de México dependerá de recursos no convencionales

El director general de Pemex, Emilio Lozoya, dijo que el país debe estar preparado para la explotación de yacimientos no convencionales.
El director general de Pemex en la inauguración del World National Oil Companies Congress Americas
El director general de Pemex en la inauguración del World National Oil Companies Congress Americas (@EmilioLozoyaAu )

Ciudad de México

La reforma energética supone la mayor transformación de la industria petrolera del país en 76 años, que permitirá a Pemex ser más fuerte, moderno y con un perfil sólido y nuevos participantes, afirmó su director Emilio Lozoya Austin.

La reforma citada “responde al cambio de las circunstancias de la industria del sector en años recientes, al cambio en el tipo de yacimiento del que depende la producción, al futuro del petróleo y el gas y a los cambios de tecnología disponible para explotarlos”.

En efecto, México dependerá cada vez más de recursos no convencionales de yacimientos de aguas profundas y de yacimientos de crudo extra pesado y por eso debe estar preparado para enfrentar ese futuro, indicó el director de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Consideró que ese hecho ineludiblemente involucrará a su vez incrementos muy importantes en los montos de inversión por barril, tanto en exploración como en producción, así como en cambios en el perfil de riesgo de la inversión.

La capacidad de monetizarlos rápidamente depende de la capacidad de desplegar un volumen de actividad para el que se tendrá que explorar nuevos modelos de negocio en el país, planteó.

Al inaugurar los trabajos del Congreso Mundial de Empresas Petroleras Nacionales capítulo de Las Américas, indicó que los cambios en Pemex permitirán a México un mayor ritmo de crecimiento de la economía que generan los hidrocarburos, más empleo y mayor producción.

Lozoya Austin consideró que la organización de este encuentro en México “no pudo ser más oportuna”, pues se registra en un periodo de profundas transformaciones en la industria petrolera de la nación.

Al abrir la industria a nuevos participantes, la reforma energética genera un nuevo horizonte de desarrollo y crecimiento petrolero en México y en este nuevo escenario Pemex deberá transformarse para enfrentarse a ese reto, anotó.