Mercados sobre reaccionaron a China: Carstens

El Banco de México colocó por la mañana 400 millones de dólares a través de dos subastas con las que busca ayudar al peso, que en la primera semana del año acumula una caída del 4%.
Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, durante su participación en el seminario de Perspectivas Económicas 2016, organizado por el ITAM.
Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, durante su participación en el seminario de Perspectivas Económicas 2016, organizado por el ITAM. (@exITAM)

Ciudad de México

El jefe del banco central mexicano, Agustín Carstens, aseguró este viernes que existe una sobre reacción en los mercados financieros al tema de China y que más adelante podría haber espacio para una apreciación del peso.

China aceleró este jueves la devaluación de su moneda (yuan), provocando que otras monedas y mercados bursátiles del mundo se tambalearan porque los inversionistas ahora temen que el gigante oriental esté comenzando una guerra comercial contra sus competidores.

 “El choque es una influencia que afectó a la economía mundial, y por lo mismo el fenómeno de la depreciación de la moneda ha sido similar a la de otros países, y son fuerzas externas que no podemos contrarrestar completamente”, dijo Agustín Carstens.

Explicó que el Banco de México busca la estabilidad de las variables económicas, y el tipo de cambio de libre flotación absorbe los choques externos, pero la depreciación actual debe mantener un rumbo ordenado, una de las razones que el banco central aumentara su tasa.

Señaló que la Comisión de Cambios, y las subastas de dólares, solo pueden “atenuar” la devaluación del peso. “Después de estos choques, lo que va a dominar en la determinación del tipo de cambio va a ser la fortaleza de nuestras políticas, eso está ahí, y va a anclar en el mediano y futuro plazo”.

En su ponencia, en el evento organizado por el ITAM, el banquero central indicó que el aumento en el tipo de cambio, hasta el momento no ha impactado en un aumento en los precios al consumidor, pues la inflación se encuentra estable en niveles cercanos a 2 por ciento anual.

Sin embargo, Carstens advirtió que esta situación no es permanente, por lo que el Banco de México se mantendrá vigilante ante un repunte inflacionario.

Peso cae a mínimos

El peso mexicano cae este viernes a un nuevo mínimo histórico, arrastrado por la persistente debilidad de los precios del petróleo y temores sobre el futuro de la economía china, que anularon el impacto en el mercado de dos subastas de dólares del banco central.

El tipo de cambio interbancario cotiza en 17.9155 por dólar, pero en algún momento de la jornada llegó a hundirse a un mínimo histórico de 17.975 unidades, en línea con una caída de la mayoría de las divisas de la región, por algunas coberturas de posiciones en dólares, uno de los activos globales más seguros, según analistas e intermediarios.

El Banco de México colocó por la mañana 400 millones de dólares a través de dos subastas con las que busca enfriar a la moneda, que en la primera semana del año acumula una caída del 4 por ciento.