Argentina, de gira por los mercados de bonos

Los banqueros estiman la demanda para un rendimiento de 8 por ciento en los bonos a 10 años.
Deutsche Bank, uno de los que dirigen la transacción.
Deutsche Bank, uno de los que dirigen la transacción. (Shutterstock)

Nueva York y Buenos Aires

El interés de los inversionistas en una oferta multimillonaria de bonos que ofrece Argentina alcanzó su punto máximo, ya que el país latinoamericano, que quedó marginado de los mercados internacionales de deuda desde que cayó en impago en 2001, lanza una gira de presentaciones de ventas de cinco días en Estados Unidos y Reino Unido.

La venta, que se espera supere 12 mil millones de dólares (mdd), es una prueba para el apetito de los gestores de fondos por la deuda de los mercados emergentes, después de una profunda venta masiva y su posterior recuperación, que luego se exacerbó por la volatilidad de los precios de las materias primas y el temor por la desaceleración de la actividad económica mundial.

Se les dijo a los inversores que la oferta puede llegar hasta 15 mil mdd en todos los vencimientos, cinco, 10 y 30 años. Los banqueros estiman la demanda para un rendimiento de 8 por ciento en los bonos a 10 años y se espera que la fijación de precios de otros vencimientos corresponda a eso, dijeron los inversores.

Los bonos probablemente se vendan la semana del 18 de abril, agregaron varias personas cercanas a la situación.

A pesar de tener ocho incumplimientos de pagos desde su independencia en 1816, la elección del presidente Mauricio Macri, que nombró funcionarios con orientación a los mercados y la voluntad para llegar a acuerdos con los acreedores holdouts (no aceptantes) le dieron nuevo brillo al entusiasmo de los inversores por la nueva emisión de deuda de Argentina.

“El cambio en la dirección de formulación de políticas es radical”, dijo Alejo Czerwonko, estratega de mercados emergentes de UBS Wealth Management. “Es un giro de 180 grados. Las reformas estructurales en los mercados emergentes es escasa y en Argentina se dan muchas de ellas”.

La llamada gira de presentación sin acuerdos, donde los banqueros presentan a los inversores sus ofertas sobre Argentina, pero sin una oferta específica de venta, empezará en Londres y en el New York Palace, en Manhattan, el lunes.

Los banqueros y los políticos argentinos también tienen programado viajar a Los Ángeles, Boston y Washington, de acuerdo con la invitación a los inversores que logró obtener Financial Times.

Se contrató a Deutsche Bank, HSBC, JPMorgan y Santander para dirigir la transacción con apoyo de BBVA, Citi y UBS.

Se dividió a los banqueros y políticos en dos grupos —equipo blanco y equipo azul, un guiño a la bandera argentina— para las giras de presentación.

“Dado que es su primera transacción soberana en más de 15 años, es de suma importancia que hagan grandes esfuerzos para explicar la historia de Argentina, para detallar cómo lograrán cumplir sus objetivos de gasto, el control de la inflación y cómo ven las reservas”, dijo Sean Newman, gerente de cartera de Invesco.

Las ganancias de la venta de más de 12 mil mdd se utilizará para pagar a los acreedores de sus notas que cayeron en impagos, incluidas las que administra Elliott Management, de Paul Singer.