Mercado de leche tendrá crecimientos moderados

El nivel de consumo nacional alcanzó su madurez, pero aún estiman posibilidades de expansión para las principales productoras; Lala domina con casi la mitad del mercado.
La Fao recomienda un consumo per cápita de leche de 500 mililitros diarios; los mexicanos consumimos 360 mililitros.
La Fao recomienda un consumo per cápita de leche de 500 mililitros diarios; los mexicanos consumimos 360 mililitros. (Shutterstock)

A pesar de un crecimiento moderado en el consumo nacional de leche, México se ha convertido en un mercado de oportunidad para las empresas de esta industria, que suma además de la entrada de nuevos competidores la posibilidad de expansión a otros países de Centroamérica.

De acuerdo con datos de Euromonitor Internacional, el valor de mercado de la leche en México cerró 2015 en 48 mil 132.8 millones de pesos, pero estima que hacia 2020 se logré un crecimiento 4.7 por ciento, para sumar 50 mil 418.8 millones de pesos.

“La leche es un alimento básico en la dieta mexicana, y aunque es madura y no se espera un crecimiento per cápita, además de enfrentar la competencia de otras categorías, como el yogur, bebidas lácteas saborizadas y productos como la soja y leche de almendras (este último todavía de nicho), se espera un crecimiento muy moderado”, indicó la agencia.

La Agencia de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (Fao, por sus siglas en inglés) recomieda un consumo per cápita de leche de 500 mililitros diarios; México consume 360 ml, lo que representa una oportunidad de crecimiento.

En México la firma que ha sabido sostenerse es Lala, cuyas ventas en 2015 crecieron 7.1 por ciento, al sumar 48 mil 183 millones de pesos, impulsadas por una estrategia de precios, a la adquisición de la nicaragüense Eskimo, y nuevas categorías de productos.

En 2015 Lala se posicionó como número uno del mercado en México con una participación de 46.3 por ciento, seguido por Alpura, con 22.3 por ciento, Liconsa con 8.3 por ciento y Lechera Guadalajara con 6.1 por ciento.

“Una ventaja que tiene Lala es que se ha ido expandiendo, a través de fusiones o comprando empresas o activos como Eskimo en Nicaragua y esta empresa tiene presencia en Honduras, Costa Rica y El Salvador”, expresó Luis Antonio Andrade Rosas, investigador de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle.

El pasado 24 de febrero, la empresa mexicana anunció una inversión inicial de 350 millones de pesos para la construcción de su primera planta en Ciudad Obregón, Sonora, con una capacidad para procesar 200 mil litros diarios.

En entrevista con MILENIO, Luis Rey Delgado, subdirector de Comunicación y Relaciones Públicas del Grupo, detalló que se espera que esta nueva planta inicie operaciones en aproximadamente para diciembre de 2016, o bien, en enero de 2017 y generará 100 empleos directos.

Dura competencia

De acuerdo con el especialista de La Salle, una de las grandes ventajas que tiene este grupo sobre su competencia es la localización.

“Lala se encuentra en la Comarca Lagunera, por lo que es exportadora neta de productos vacunos y dueña de sus propios insumos, así se han hecho las grandes empresas monopolísticas. Y cuando se es dueño puede ir abarcando mercado ofreciendo precios bajos, y una vez que las demás se hacen a un lado, ésta ha quedado como líder del mercado”, consideró.

Por lo anterior, afirmó que en términos económicos, sus rivales deberán analizar su ubicación, innovar, comercializar más o fusionarse con otras compañías para competir.

Rey Delgado afirma que el consumidor es más exigente y más inteligente sobre los productos que está consumiendo, y aunque tengan una preferencia por las marcas Lala y Nutrileche, de las cuales es dueña la compañía, para aprovechar el apetito del consumidor se debe estar cerca de ellos y entender sus necesidades.

La compañía muestra constante desarrollo de nuevos productos enfocada a satisfacer las necesidades particulares de los distintos objetivos, desde niños, mujeres y personas de edad avanzada, entre otros, refirió Euromonitor.

Añadió que ante estos cambios de consumo, otras empresas de leche también están expandiendo sus carteras apuntando a las necesidades específicas de los consumidores con el fin de ganar su atención.

En relación al tipo de cambio, Luis Antonio Andrade refirió que el insumo importante de empresas lecheras y de lácteos son las vacas, mismas que se alimentan de forraje como cereales, maíz, trigo, entre otros, los cuales se importan de EU y que sí empieza a tener un aumento en los costos sí podría impactar en el producto final.

En este contexto, Rey dijo que si bien la mayor producción de leche es en la Comarca Lagunera; se adquiere leche de otras partes de la República, donde sí se ha visto un impacto.

“El precio del sorgo, maíz o de todos estos implementos para el consumo de las vacas sí tiene un impacto por el tipo de cambio; esto a veces estresa el mercado”, finalizó.

17

plantas de producción y 165 centros de distribución opera Lala en México y Centro América con 34 mil trabajadores.

46.3%

del mercado tiene Lala, que lidera la categoría seguida por Alpura, con 22.3, Liconsa, con 8.3 y Lechera Guadalajara, con 6.1.