McDonalds incluirá libros en Cajita Feliz

La proyección este año es colocar 1.4 millones de textos en México, cifra mayor a la de muchas firmas del sector editorial.
Amplia oferta para los clientes de la cadena de restaurantes.
Amplia oferta para los clientes de la cadena de restaurantes. (Omar Meneses)

México

McDonalds buscará convertirse en el mayor distribuidor de libros del mundo, por lo que en México, en su producto Cajita Feliz, incluirá, en febrero y noviembre —tres semanas en cada mes—, textos infantiles en vez de juguetes, informó José Villarreal.

El director general de la compañía indicó que la meta este año es distribuir 1.4 millones de libros, cifra mayor a la de muchas empresas dedicadas al sector editorial.

Villarreal comentó que en América Latina la distribución de libros será de 8 millones, mientras que en Estados Unidos en noviembre de 2013 se llegó a 20 millones.

"Nos vamos a convertir en la distribuidora de libros más grande no solamente en México, sino a escala mundial", mencionó Félix Ramírez, director de Comunicación Corporativa de McDonalds para México y Centroamérica.

El director general de la compañía en el país mencionó que la estrategia de distribución de ejemplares surgió en Europa, específicamente Inglaterra, para después llevar la idea a América Latina, Estados Unidos y ahora México.

La previsión es que no se afecten las ventas al cambiar los juguetes por los libros; "estamos cruzando los dedos", dijo Villarreal.

El directivo añadió que la oferta de libros será de ocho autores, entre ellos los hermanos Grimm, Hans Christian Andersen y Oscar Wilde.

La edición y trabajo de los ejemplares los realizó McDonalds en colaboración con Editorial Planeta, empresa con la cual trabajarán
para las dos etapas de distribución.

Algunos de los libros que incluirá la Cajita Feliz son Los duendes y el zapatero, La ratita presumida, El gigante egoísta, El traje nuevo del emperador, Piel de asno, El ruiseñor y la rosa y El doctor sabelotodo.

El director de McDonalds mencionó que la distribución de un millón 400 mil ejemplares puede ser mayor, dependiendo de la demanda que se tenga del cliente mexicano.

En cuanto a los planes que tiene este año la empresa, informó que continuarán con el impulso de su campaña Más allá de la cocina, para romper mitos sobre la comida que comercializan y el público conozca la calidad de sus productos.

Villarreal mencionó que la estrategia de instalar centros de postres les ha funcionado, por lo cual continuarán abriendo más negocios durante 2014.

Uno de los temas que surgieron el año pasado fue la multa que interpuso la Procuraduría Federal del Consumidor contra McDonalds por publicidad engañosa en su Cajita Feliz, por más de 648 mil pesos.

Al respecto, el director general de la compañía explicó que se presentaron las pruebas ante la autoridad para que la sanción económica se nulifique o se reduzca, pero no se ha dado un fallo.

"Con base en lo dispuesto en el artículo 32 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, la Profeco ordenó suspender la publicidad que aseguraba la inclusión de fruta como postre en la Cajita Feliz, ya que se tenía imágenes inexactas que inducían a la confusión del peso en el contenido, señaló la autoridad en esa ocasión.