La mujer que construyó los mensajes de McDonald’s

Paola Castro, hasta la semana pasada, gerente de comunicación de la empresa dijo que para elaborar los mensajes de la compañía primero tenía que identificarse con los valores de su lugar de trabajo.
Paola Castro, gerente de comunicación McDonald's
Paola Castro, gerente de comunicación McDonald's (Cortesía )

La campaña de comunicación interna que en 2009 promovió McDonald’s en sus oficinas de América Latina para consolidar sus valores, misión y visión hoy es reconocida como un trabajo exitoso en el ámbito de la comunicación organizacional. Inclusive es retomada como un caso de estudio por el impacto positivo que tuvo en la región y Paola Castro, formó parte de este proyecto al haber ocupado, hasta el viernes el cargo de gerente de comunicación de la compañía. 

-¿Cuál es la estrategia que sigues para impactar dentro de la compañía?

-Todo es un trabajo en equipo, cada una de las personas que trabajamos en la empresa tenemos algo que aportar. Yo no podría construir los mensajes para la empresa sino fuera un lugar con el que me identifico en valores.

McDonald´s no existe como un ente que no tiene forma, en esta empresa somos seres humanos y como portavoz de la empresa sería complicado trabajar en lo que no creo porque al final son valores los que me toca transmitir.

Esta es una empresa que respeta al ser humano como empleado.

-En febrero McDonald’s anunció la distribución de libros en la cajita feliz en los establecimientos de México y América Latina, ¿también formas parte de este proyecto?

-Sí. Esta iniciativa es un parte aguas en la historia de McDonald’s, es una decisión atinada tener la posibilidad de llegar a esta cantidad de familias y niños con una herramienta que es la lectura.

Me identifique con esta campaña y con el mensaje  que viene detrás porque es una herramienta de educación en torno a la cual se puede reunir la familia.

Hoy valoro la importancia de contar con espacios para convivir en familia porque estoy formando mi familia. Tengo unas gemelas de año y medio.

-¿En qué piensas cuando tienes que elaborar los mensajes para la empresa y las campañas?

-En que McDonald’s no es un ente estéril, me toca comunicar un mensaje que representa a 12 mil 700 personas que trabajamos aquí, a nivel nacional. Cuando yo hablo algo de la empresa, hablo a nombre de todos ellos.

Yo soy responsable de transmitir la calidad humana de mis compañeros, eso es en lo que trato de pensar. No solo en la última venta aunque es una empresa y es un negocio.

Yo pienso más en los mensajes que van hacia la emoción que hacia el tema racional de la venta.

-Tú trabajo es muy visible, ¿qué de lo que haces tiene tu sello?

-Yo soy una persona honesta, directa, y hablo con frescura, así me gusta comunicarme con quienes forman parte de McDonald’s que son desde los empleados hasta el cliente final.

-¿Cuáles son las cualidades que te han mantenido nueve años en la compañía?

-Mantenerme actualizada por diferentes medios: a través de la lectura, de la capacitación, de la retroalimentación con colegas, con los diferentes públicos como twiteros o  blogueros.  Del trabajo en equipo con mi jefe.

-¿Cuántas horas del día le dedicas al trabajo de la oficina?

-Nueve, entre trabajo y traslados. Yo no podría tener este trabajo, porque tengo gemelas, sin el apoyo de mi esposo que también se dedica a la comunicación y de mis padres.

Pienso que mi balanza está equilibrada porque los tengo a ellos. Nadie puede tener equilibrada la balanza sino tiene una estructura familiar.

El motor son mis hijas, paso todo el día trabajando para ellas; pero también por mí y mi desarrollo para que después les sirva de ejemplo.

-¿Cuáles son tus sugerencias para quienes trabajan en un medio tan competido como el de la comunicación?

Aferrarse y nunca aflojar el paso. La capacitación es clave.