Marca “El Chapo” se autorizó en administración pasada: Guajardo

El secretario de Economía consideró que en situaciones específicas, donde hubiera implicaciones de seguridad nacional, los procedimientos del IMPI deberían estar sujetos a una visión especial.
Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal
Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal (Cortesía)

Ciudad de México

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, deslindó a la administración de Enrique Peña Nieto de los registros de la marca “El Chapo” que están vigentes en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), al señalar que fueron otorgados durante la administración federal panista de Felipe Calderón.

Al terminar su participación en la ceremonia inaugural de la Conferencia sobre Comercio, Desarrollo y Contenido Nacional  organizada por el Banco Mundial, el funcionario federal dijo  que los registros están fechados en 2011.

“Sería bueno que se hiciera el comentario de que se otorgaron en la administración pasada”, dijo el funcionario sobre la nota difundida por MILENIO, en la cual se informa que el IMPI autorizó la marca “El Chapo” para cuatro ramos diferentes de productos comercializables.

A la pregunta sobre si darían seguimiento al tema, señaló que “el único seguimiento es que hay un proceso de autorización de marcas, que funcionarios específicos adoptaron, y simplemente se va analizar en qué condiciones se otorgaron las marcas”.

Al respecto de si se podrían prohibir este tipo de marcas por estar relacionadas con personajes del narcotráfico, el titular de Economía, indicó que existe toda una serie de procedimientos para registro de marcas que en condiciones estándares o tradicionales siguen procesos automáticos.

No obstante,  Guajardo dijo que “ sin ser experto en patentes y marcas, sin ser el responsable directo del IMPI, de alguna manera soy indirectamente supervisor responsable del área, que para situaciones específicas donde tienen que ver seguridad nacional y temas delicados de esta naturaleza los procedimientos deberían estar sujetos a una visión extraordinaria y especial”.