Comercio nacional en jaque por manifestaciones

El presidente de la Concanaco señaló hay afectaciones al comercio organizado por las protestas por Ayotzinapa. Reconoce el actuar de la federación pero está cayendo en lo “tibio”.
Enrique Solana Senties señala que tan sólo en Guerrero se reportan pérdidas de por al menos 500 mdp.
Enrique Solana Senties señala que tan sólo en Guerrero se reportan pérdidas de por al menos 500 mdp. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Enrique Solana Senties, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio en México, señaló que las afectaciones al comercio organizado por  las distintas manifestaciones que se han dado bajo el contexto de Ayotzinapa, están dejando pérdidas económicas importantes.

Dijo que tan sólo en el Estado de Guerrero se reportan 500 millones de pesos menos para los comerciantes organizados, por lo que advirtió que en este momento, el Gobierno Federal debe ejercer acciones correspondientes para frenar las manifestaciones violentas que han impactado negativamente a los comerciantes.

"Hay que castigar con todo el peso de la ley a quienes lo cometieron, pero esto no significa que una serie de participantes estén subiéndose a este justificado reclamo de los papás".

Aunque reconoció que si bien el actuar del Ejecutivo Federal ha sido prudente, está cayendo ya en lo “tibio”, corriendo el riesgo de generar una desestabilización económica.

“Los daños en Guerrero son estimados, a mí me parece que han sido mayores, ya que no todo se puede considerar en pesos y centavos, ya que el no poderse trasladar, el no poder realizar compras y vivir en un estado de indefensión e inseguridad, el tener que cerrar o abrir ante alguna manifestación, no es una dinámica de vida, no es justo vivir en un estado de caos”, señaló.

La situación en Guerrero fue denunciada por la Concanaco, ya que se estaban viendo afectadas cinco cámaras de comercio y se le pidió al titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para que se aplicara y se estableciera el estado de derecho.

“Acaba de pasar un puente grande, hay quien habla de 35 al 50% de ocupación, pero podemos decir que las caídas en se han dado entre 30 y 40 % de ocupación de lo que normalmente se tenía en esa temporada”, aseguró.

Pero así como las manifestaciones no son privativas de Guerrero, sino que se han extendido a diversas ciudades del país, las pérdidas económicas de los comercios también se han hecho presentes a raíz de estas manifestaciones.

Reconoció que si bien el actuar del Ejecutivo Federal ha sido prudente, está cayendo ya en lo “tibio”, corriendo el riesgo de generar una desestabilización económica.

“En varias partes del país se están dando (las manifestaciones), por lo que ya el Gobierno tiene que dar muestras claras de aplicar la ley. Hay una situación natural y normal de indignación entorno a la situación de los normalistas de Ayotzinapa, fue aberrante y hay que castigar con todo el peso de la ley a quienes lo cometieron, pero esto no significa que una serie de participantes estén subiéndose a este justificado reclamo de los papás, con el fin de generar un proceso de desestabilización del país, que ha nadie conviene y que puede traer al mediano plazo, daños económicos importantes si no se detienen”, sentenció.

Expuso que México tiene una importancia relevante al mediano plazo por las reformas estructurales que se lograron y puede dañar el que se pierda la credibilidad dado que se tiene un clima donde priva el estado de derecho.