Ford invierte al año 100 mdd en ingeniería automotriz

Directivos de empresas armadoras y de autopartes, se reunieron en el Mainforum 2025, en el cual se trataron temas como los grandes retos de la industria del automóvil.

Monterrey

Los grandes retos que enfrenta la industria automotriz para los próximos años se centran en: cómo seguir reduciendo las emisiones de carbono y con ello disminuir la contaminación, fabricar vehículos más ligeros y con los mayores estándares de seguridad vial, coincidieron directivos de empresas armadoras y de autopartes reunidos en esta ciudad en Mainforum 2025.

Anthony Greszler, vicepresidente gubernamental de industria y relaciones de Volvo Group; Fernando Turner, presidente de Katco; Enrique Villaseñor, director de Sanluis Rassini; Leopoldo Cedillo, director de Metalsa; y Marco Pérez, director de desarrollo de producto en México de Ford, participaron en un panel de discusión sobre las tendencias en la industria automotriz en donde concluyeron que si se logra alcanzar la innovación, el diseño, la calidad y la sustentabilidad se tendrá éxito como fabricante automotriz de manera permanente.

En el mismo foro, Enrique Villaseñor, director de Sanluis Rassini, mencionó las tendencias a nivel de chasises donde la reducción de pesos es un reto hacia el 2025, tanto en diseño como materiales a utilizar.

Por su parte, Marco Pérez, director de la oficina de desarrollo de producto de Ford de México, dijo que esta compañía invierte anualmente unos 100 millones de dólares en el centro de ingeniería en diseño automotriz que la compañía tiene en Cuautitlán, y que es considerado como el tercero en tamaño e importancia a nivel mundial.

El directivo señaló a México como un país que ha desarrollado talento a nivel de ingeniería automotriz.

"Con este centro hemos pasado de ser un país meramente productor a un país que diseña y produce vehículos. En el año 2000 había 40 ingenieros automotrices, hoy son mil 100 ingenieros de diseño automotriz".

Añadió que Ford tenía una oficina muy modesta de ingeniería automotriz, ahora es todo un centro con mil 100 ingenieros automotrices y va hacia delante con un alto potencial de seguir creciendo.

"Estos muchachos hacen ingeniería para todo el mundo, y ven todo tipo de ingeniería para vehículos completos, han resultado muy talentosos y eficientes".

Pérez mencionó que cada año salen de universidades públicas y privadas y técnicas 900 mil ingenieros.

La compañía se encarga de formarlos, aunque algunos llegan con maestría e incluso doctorado, todos ellos son bilingües y cuentan con una capacidad para relacionarse impresionante.

Comentó que los ingenieros que se incorporan provienen un 50 y 50 por ciento de universidades públicas como privadas, un 18 por ciento son mujeres y el resto son hombres, y el promedio de edad fluctúa de 34 años.

Ford tiene varios centros de ingeniería, uno en Estados Unidos, uno más en Alemania y Gran Bretaña y cinco más ubicados en: Brasil, India, Turquía, China y México.

De este centro ubicado en México, el 95 por ciento lo que sale de ahí va para Norteamérica y algo para Europa, Sudamérica y Asia Pacífico.

Pérez consideró que en materia de emisiones y combustible, México está avanzando a buen ritmo.

"Tenemos normas para emisión contaminantes, normas para economía de combustible que están homologadas o muy similares a las de primer mundo, pero en el lado de normatividad asociada a pruebas de choque, ahí sí México está muy retrasado", indicó el directivo.

De ahí que la AMIA ha estado trabajando con el gobierno para desarrollar algo más digno para el país.

También señaló que México tiene normas muy laxas en materia de seguridad, entonces ahorita se están desarrollando tres paquetes junto con la AMIA, se están negociando con el gobierno para ver su implementación.

Se habla de aditamentos básicos como cinturones de seguridad, espejos retrovisores hay otras normas que son más específicas como sistemas secundarios de seguridad, es decir, bolsas de aire y un criterio de desempeño.