Luxemburgo y el fin del secreto bancario

Las firmas involucradas son Pepsi, JPMorgan y Procter & Gamble, entre una decena más.
Se involucra a Jean-Claude Juncker, ex primer ministro de ese país y hoy presidente de la Comisión Europea.
Se involucra a Jean-Claude Juncker, ex primer ministro de ese país y hoy presidente de la Comisión Europea. (John Thys/AFP)

Bruselas

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, está en el centro de la atención por los acuerdos fiscales que se realizaron durante su mandato como primer ministro de Luxemburgo.

Luxemburgo ha asumido como uno de sus compromisos revisar su cultura del secreto financiero, al mismo tiempo que se defiende contra los últimos argumentos que lo inculpan de haber ayudado a las más importantes empresas multinacionales en la evasión de miles de millones de dólares en impuestos.

Las acusaciones resultan bastante embarazosas para Jean-Claude Juncker, nuevo presidente de la Comisión Europea, quien fungió como primer ministro cuando supuestamente se llevaron a cabo esos acuerdos fiscales con las corporaciones trasnacionales.

Del otro lado, las autoridades responden a un informe en el que más de 340 empresas multinacionales, incluyendo nombres tan globales como Pepsi, Procter & Gamble y JPMorgan, realizaron acuerdos secretos con el Gran Ducado entre 2002 y 2010 con los que ahorraron miles de millones de dólares en impuestos.

La Comisión ya abrió investigaciones con el fin de saber si las resoluciones acordadas por la autoridad fiscal de Luxemburgo con Fiat Finance and Trade, la división financiera de la empresa automotríz, y Amazon, una de las principales empresas de comercio en línea, coincidieron con el mandato de Juncker y recibieron ayuda ilegal del Estado.

Pierre Gramegna, ministro de Finanzas de Luxemburgo, se negó a responsabilizar a Juncker por las prácticas realizadas en el pasado, pero hizo hincapié en que el gobierno actual está fomentando una nueva cultura de transparencia financiera.

Esta declaración resulta contraria a la posición de Gianni Pittella, el legislador italiano que encabeza el grupo socialista en el Parlamento, quien señala que la credibilidad del antes ministro de Finanzas estaba en juego. “Tiene que mostrar de qué lado está. ¿Está del lado de los ciudadanos europeos o de las corporaciones que evaden impuestos?”.

El miércoles, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, publicó documentos filtrados en donde se dice se mostraba cómo cientos de compañías canalizaron cientos de miles de millones de dólares a través de Luxemburgo y se ahorraron miles de millones de dólares en impuestos. Los documentos son principalmente de Advance Tax Agreements (Acuerdos Tributarios por Adelantado), llamadas cartas de conformidad que trazan cómo se le cobrará impuestos a las compañías.

Al preguntársele si Juncker era responsable de esta cultura de exenciones fiscales, Gramegna dijo: “No es un político o un gobierno el que hace estas resoluciones, es un procedimiento administrativo”. Si bien insistieron en que los acuerdos fiscales previos fueron legales, dijo que Luxemburgo ahora estaba terminando con el secreto bancario, que había sido uno de los “pilares” de su política nacional. El mes pasado, Luxemburgo dejó de resistirse a las normas de transparencia de la Unión Europea y dijo que iba a  permitir que los datos de los depositantes europeos sean enviados a sus países de origen.

Gramegna también estuvo de acuerdo en que era “insatisfactorio” e “insostenible” que las empresas utilizaran a Luxemburgo como un paraíso fiscal para pagar poco o nada de impuestos. Sin embargo, insistió en que el problema no podría resolverse únicamente por Luxemburgo,  sino como una parte de un esfuerzo internacional más amplio.

La Unión Europea dijo que Juncker no se inmutó por el enfoque que se le da a su mandato como primer ministro de Luxemburgo. “Puedo decirles que (él) está muy tranquilo”, dijo la portavoz Margaritis Schinas. “Si fuera una adolescente podría utilizar la palabra ‘cool’. Pero dejémoslo en sereno”.

Miles de mdd evadidos

El país deja de resistirse a las normas de transparencia de la UE.

Fiat Finance y Amazon

Otras grandes empresas  implicadas.

Gianni Pittela, el acusador

Parlamentario italiano critica la capacidad de prevención del sistema.