Llega a Monterrey nuevo punto de venta de cerveza artesanal

La empresa logró pasar de 24 a 48 sucursales en tan sólo un año con ventas de 35 mdp.
Felipe Medina, CEO y fundador de la compañía cervecera.
Felipe Medina, CEO y fundador de la compañía cervecera. (Especial)

Monterrey

Aprovechando el mini-boom que se vive en la industria de la cerveza artesanal, la firma The Berr Company, TBC se alista para inaugurar la primera sucursal en Monterrey para comercializar cerveza artesanal e importada este fin de semana, dijo Felipe Medina, CEO y fundador de la compañía.

The Berr Company opera bajo franquicia lo que la convierte en socios comerciales de cada uno de éstas y maneja alrededor de 350 etiquetas de cerveza importada y artesanal, la empresa tiene presencia en 26 estados de la República Mexicana y la de Monterrey será la sucursal número 49.

Felipe Medina, presidente y fundador de la compañía comentó en entrevista telefónica que la plaza de Monterrey es muy importante para ellos dado que tienen entre sus planes atender el mercado del norte del país.

“Nosotros consideramos que en Monterrey y su área metropolitana podemos llegar a tener entre 6 a 7 puntos de venta en los próximos dos o tres años y a partir de aquí el interés es iniciar la expansión a otros estados del norte”.

Sobre los planes que tiene la firma para este año es llegar a abrir unos 85 puntos de venta en todo el país, cada uno de estos significa una inversión que oscila entre 280 a 379 mil pesos.

“Nuestra meta en este año es llegar a tener un punto de venta en cada estado del país”.

De 2012 a 2013, la empresa logró pasar de 24 a 48 sucursales y alcanzó un nivel de ventas mayor a los 35 millones de pesos. Su meta para este año es abrir nuevas sucursales y elevar el número de etiquetas que ofertan al público.

Felipe Medina comentó que la apertura que han tenido las cadenas de supermercados ha coadyuvado a que se dé este crecimiento exponencial de la cerveza artesanal e importada, además de la maduración que muestra dicho segmento.

Adicionalmente, mencionó que la compra de Cervecería Cuauhtémoc –Moctezuma por parte de Heineken también contribuyó a que se dieran facilidades para importar insumos y maquinaría dada la gran variedad de cervezas que tiene esa empresa.

Consideró que en este momento la industria está creciendo, aunque sus ventas representan apenas el 1 por ciento de lo que se produce en el país, su crecimiento anual se da a tasas superiores del 40 por ciento.

Para Felipe Medina, la cerveza artesanal está lejos de competir con la cerveza tradicional, dado que son mercados diferentes. “Más bien nosotros estamos tratando de crear nuestro propio mercado partiendo de que nosotros no vamos por el consumidor de la cerveza comercial, sino por aquel consumidor joven que está interesado en probar nuevos sabores, esto hace pensar que el potencial de crecimiento se mantendrá”.