Llega a México el A380, el avión más grande del mundo

Es la primera vez que la nave, de dos pisos, seis bares, galería artística, doscientas ventanas y capacidad para 516 personas, vuela comercialmente a Latinoamérica.

Cancún

El Airbus A380, considerado el avión de pasajeros más grande del mundo, aterrizó esta la tarde en la pista 3 del Aeropuerto Internacional de esta ciudad, para inaugurar una nueva ruta directa París-Cancún de Air France.

Es la primera vez que la nave, de dos pisos, seis bares, galería artística, doscientas ventanas y capacidad para 516 personas, vuela comercialmente a Latinoamérica.

La nave llegó tras semanas de expectativas acerca de las posibilidades técnicas de aterrizar en el aeropuerto local. El A380 aterrizó en Cancún, 40 minutos antes de lo programado y  fue recibido por más de 500 personas que se congregaron en el aeropuerto para presenciar la llegada.

El gobernador Roberto Borge Angulo declaró que la llegada de esta nave de vanguardia multiplica por más de diez, el número de pasajeros en un vuelo que dura la mitad que emplean otras naves.

"Las relaciones entre Francia y México se fortalecen más que nunca gracias a la relación comercial aérea", manifestó.

Informó que esta temporada de invierno, Air France aumentará de cuatro a cinco sus  vuelos semanales Cancún-París, en tanto que su asociada holandesa KLM ha elevado a nueve su vuelo directo entre la Ciudad de México y Amsterdam.

En el verano de 2014, Air France agregará otros tres vuelos semanales de París a la Ciudad de México y París, con aeronaves Boeing 777-200.

En total habrá 24 vuelos semanales de Europa a México, diez de ellos serán de Air France, siete compartidos con Aeroméxico, y siete más con KLM vía Ámsterdam-Schiphol.

Para conmemorar el hecho, el gobernador Borge Angulo, acompañado por directivos de Air France develaron una placa en el aeropuerto y posteriormente presidieron un acto social al que asistieron representantes de la sociedad local y del sector turismo, así como funcionarios federales y estatales.

La colosal nave, por sus proporciones de altura y peso requiere pistas de rodaje adecuadas, pasillos telescópicos de dos pisos y otros requerimientos técnicos que durante semanas mantuvieron una gran expectativa de su llegada al aeropuerto cancunense.

El Airbus A380 sustituye en la ruta a los antiguos Boeing 747, sobre todo en temporadas de vacaciones, en los que la demanda requiere varios vuelos de 468 pasajeros --capacidad del Boeing 747-- el Airbus A380 tiene cupo de 516 pasajeros.

El Centro de Control de Operaciones de la terminal aérea informó que el Airbus llegó a las  16:30 horas y despegará esta noche a las 20:35 horas de regreso a París.

El Airbus A380 además de ser el más grande, es más rápido y realiza el vuelo trasatlántico, en solo nueve horas y media.

La aeronave tiene longitud de 73 metros y 80 de envergadura, su estructura es una aleación de 40 por ciento de fibra de carbono, tiene cubierta doble a lo largo de todo el fuselaje, con 478 metros cuadrados, o sea 50 por ciento mayor que la de su principal competidor, el Boeing 747, que tiene 320 metros cuadrados.

El A 380 es un avión ecológico, alcanza una velocidad de mil 20 kilómetros por hora, con menos de 75 gramos de emisiones de dióxido de carbono, y tecnología para reducir el ruido de sus turbinas.

El aterrizaje del A 380 en Cancún es parte del programa de celebraciones por el 80 aniversario de Air France y 15 años de operación de la concesionaria de la terminal aérea, Aeropuertos del Sureste (Asur).

El vicepresidente comercial, ventas y mercadotecnia del grupo Air France KLM, Patrick Alexandre, informó que “35 años después del primer aterrizaje del supersónico Concorde en México, la llegada del A380 a Cancún muestra la importancia de México y América Latina para Air France-KLM.

“Esta operación única refleja nuestro interés en siempre innovar y sorprender a nuestros clientes. Es también un fuerte reconocimiento a las autoridades mexicanas y a todos nuestros clientes que nos otorgan su confianza”, señaló.

El vocero de Asur, Eduardo Rivadeneyra, manifestó que para la empresa mexicana, es motivo de orgullo ser el primer aeropuerto del hemisferio en recibir este vuelo.

“Es oportunidad para demostrar que tenemos infraestructura, tecnología, recursos humanos y conocimiento técnico para recibir este tipo de vuelos, regularmente estamos en condiciones y disposición para atenderlos normalmente”, añadió.

La importancia del evento y la expectativa que precedió la llegada del Airbus A380 llevaron al gobierno de Quintana Roo y a las empresas a abrir este evento al público con cupo limitado.

La empresa Autobuses de Oriente, en colaboración puso a disposición del público cinco camiones para traslado al aeropuerto de manera gratuita, desde la terminal de ADO en el centro de la ciudad a la terminal aérea y el regreso.