Líderes del G20 acuerdan combatir evasión fiscal

Esperan tener conocimiento de las operaciones de empresas como Apple, McDonald’s o Starbucks cuando transfieran sus ganancias a algún paraíso fiscal.
Dólares
El gobierno mexicano ha firmado cinco de los tratados más relevantes en materia de transparencia financiera. (Especial )

Ciudad de México

Los representantes de las 20 economías más desarrolladas del mundo —incluido el presidente Enrique Peña Nieto— se comprometieron en Turquía a cumplir el acuerdo BEPS de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para evitar la evasión y la elusión de impuestos, con el fin cerrar las brechas que permiten que las ganancias de corporaciones multinacionales se “fuguen” a paraísos fiscales.

De esa forma, esperan tener conocimiento de las operaciones de empresas como Apple, McDonald’s o Starbucks cuando transfieran sus ganancias a algún paraíso fiscal, y de esta forma impedir prácticas de elusión de impuestos.

Un punto crucial del BEPS es el compromiso de implementar un intercambio automático de información a partir de 2017, proceso que culminará en 2018, con el objetivo de aumentar la transparencia y justicia en el sistema fiscal de todo el mundo.

México ya forma parte de ese sistema automático de información de forma plena, además de estar suscrito a 53 tratados bilaterales para proporcionar y obtener información sobre movimientos fiscales, que cumplen con los requisitos de la OCDE.

Asimismo, el gobierno mexicano ha firmado cinco de los tratados más relevantes en materia de transparencia financiera, según un análisis del organismo Tax Justice Network con sede en Reino Unido.

El BEPS se refiere a una serie de estrategias fiscales para impedir que corporaciones multinacionales exploten vacíos legales en la legislación tributaria de los países donde realizan operaciones, y artificialmente transferir sus ganancias a naciones con bajo o nulo cobro de impuestos, y donde generalmente existe poca actividad económica, lo que resulta en una disminución de la recaudación fiscal a nivel global, y detiene la distribución del ingreso.