Ley de Ingresos manda señales importantes al mercado: José A. Meade

El titular de Hacienda destacó la certeza tributaria dada en un contexto despolitizado.
Entrega del reconocimiento Tlacaélel a la Consultoría Económica.
Entrega del reconocimiento Tlacaélel a la Consultoría Económica. (Octavio Hoyos)

México

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, agradeció al Congreso la aprobación de la Ley de Ingresos, al convertirse en el documento rector del programa económico para 2017 que permite mandar señales muy importantes al mercado y la sociedad.

Al participar en la 27 entrega del Premio Nacional Tlacaélel de Consultoría Económica, el funcionario dijo que entre las señales se encuentra la certeza, ya que después de muchos años se regresa a un superávit primario y se brinda la posibilidad de aprovechar espacios fiscales para estimular la economía.

Además, destacó, se da certeza tributaria en un contexto despolitizado, ya que los pronósticos que se van presentando, como crecimiento y tipo de cambio, se hacen con base en las actualizaciones de los analistas, lo que permite hacer una mejor estimación con los supuestos del mercado, al tiempo que se incorporan las cifras más recientes de Petróleos Mexicanos y del SAT.

Meade Kuribreña refirió que  el diálogo político, a su juicio, es  la señal más importante, pues muestra el compromiso de la mayor parte de las fracciones representadas en el Congreso con la conducción de la política económica.

Al finalizar su participación en la entrega de premios y ser cuestionado sobre el apoyo insuficiente que se le está dando a Pemex para evitar que caiga en la insolvencia y en la quiebra, el secretario indicó que se ha revisado con la empresa productiva del Estado su plan de negocios y se le estará apoyando para salir adelante, al ser una de las empresas más importantes de México y Latinoamérica.

El Premio Nacional Tlacaélel se originó en 1978, es patrocinado por la firma Consultores Independientes, SC y reconoce a los mejores trabajos de titulación en economía en las categorías de tesis y tesina. En 1994 lo recibió José Antonio Meade y también ha sido otorgado a otros personajes, entre ellos Agustín Carstens, gobernador del Banxico.