Restauranteros reportan pérdidas por Ley Antitabaco

Canirac esperaba una derrama económica de 800 millones de pesos durante la Semana Santa; sin embargo, los restauranteros argumentaron que no obtuvieron un importante incremento en sus ventas.

Monterrey

En lo que sería una semana de atraer más clientela y obtener mejores ganancias, los restauranteros continúan reportando pérdidas por la Ley Antitabaco, que prohíbe a los clientes fumar dentro y fuera de los restaurantes.

Normalmente durante la Semana Santa se obtiene una importante derrama económica; sin embargo, la modificación a la ley del estado de Nuevo León fue un factor importante que afectó a las ganancias.

Diferentes propietarios de restaurantes de la zona metropolitana de Monterrey, aseguraron que analizan la manera de combatir las pérdidas que están teniendo por dichas disposiciones. Los más afectados, indicaron, son los meseros que ven sus salarios cada vez más reducidos.

Inclusive, algunos empresarios restauranteros están considerando la reducción de su plantilla, aunque todavía en una escala pequeña.

La Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) de Nuevo León previó una derrama económica de 800 millones de pesos durante la Semana Santa, lo que significa un 20 por ciento de crecimiento en comparación con el año pasado.

Su dirigente estatal, Mario Cantú González, estimó un crecimiento del 20 por ciento en los restaurantes relacionados a la comida de mar, y de entre 8 y 10 por ciento en aquellos de cortes de carnes.

Sin embargo, los empresarios restauranteros consultados por MILENIO Monterrey –todos con especialidades de mariscos y pescados-, argumentaron que no obtuvieron un importante incremento en sus ventas.

Aunque hubo mayor afluencia durante los días de la semana mayor, las ventas no son similares a lo que el dirigente de los restauranteros estimó para este periodo.

"Sí hubo más gente, sobre todo el Viernes Santo, pero nos sigue afectando lo de la Ley Antitabaco... Sí vendimos, pero pues es lo mismo que ya hemos estado diciendo, que la gente no se queda, entonces no tenemos muchas ventas", detalló Gonzalo, gerente de un restaurante de mariscos ubicado al sur de Monterrey.

En el primer cuadro de la ciudad, otros restaurantes también vieron un incremento en afluencia pero pocas ganancias. Inclusive, los meseros continúan reportando pérdidas en sus salarios y problemas para obtener las ganancias a las que estaban acostumbrados.

"Pues (estoy ganando) menos de la mitad de lo que antes hacía. Sí, en Semana Santa tuve un poquito más pero no mucho", consideró Diego Fuentes, mesero de un restaurante de mariscos que se encuentra sobre la calle Matamoros.

¿Está de acuerdo con que se dé marcha atrás a la Ley Antitabaco?, se le cuestionó.

"Sí. Que dejen fumar afuera y que nos dejen atender a los clientes del área de fumar. Que nosotros podamos decidir si queremos atenderlos o no, pero la verdad es que nosotros sí vamos a querer atenderlos porque dan mejores propinas. No nos molesta aguantar tantito el humo", aseguró.

Por el momento, la Ley Antitabaco del Estado de Nuevo León se encuentra vigente desde hace algunos meses, por lo que se prohíbe fumar dentro de los establecimientos. Esto incluye las zonas dentro del restaurante, pero también las terrazas y patios aledaños con techos o sombrillas.