LVMH y Hermès hacen las paces

Acuerdo pone fin a cuatro años de disputas por la tenencia de acciones entre las dos principales casas francesas de lujo.
La firma del grupo LVMH dirige de nuevo la mirada a la India y su cultura, en prendas masculinas en fucsia o naranja.
La firma del grupo LVMH dirige de nuevo la mirada a la India y su cultura. (AFP)

Finalmente, todo el mundo está feliz. Se hizo la paz en la tensa industria francesa de los bienes de lujo. LVMH accedió a distribuir 23% de su participación en Hermès entre sus propios accionistas

Hermès se libera de un accionista no deseado, LVMH puede pensar en una inversión redituable y los accionistas de LVMH pueden decidir qué quieren hacer con su parte (con un pronóstico de ganancias de 27 veces más en 2015) de la empresa de ropa, mascadas, bolsas y equipo de equitación.

La ganancia para LVMH es realmente impresionante. Compró la parte de Hermès (mediante bonos de deuda) en un precio promedio de 106 euros. Las acciones están ahora en 249 euros, con todo y la baja de 5% del miércoles pasado. Esto significa que LVMH obtendrá una ganancia de 2 mil 400 millones de euros en la distribución además de los mil millones de euros que ya tenía.

Sin embargo, a pesar de que se retiraron las medidas legales existentes sobre esta participación, las cosas ya no son como eran. Con el acuerdo, los accionistas externos tendrán acceso a un mayor porcentaje de acciones, superior al actual 7%.

Pero la familia Dumas que maneja Hermès ha apretado las riendas desde que LVMH compró su parte. Después de un periodo de ocho años, nuevamente un miembro de la familia ha retomado el control de la empresa y la creación de un holding familiar (H51) protegerá a Hermès de una adquisición hostil.

El acuerdo da a los accionistas de LVMH dividendos especiales en forma de acciones de Hermès. Aún queda la duda de por qué se tomaron tantas molestias en LVMH. Por supuesto que es una inversión financiera extraordinaria. Pero los inversionistas no están allí para detectar acciones depreciadas ni aunque sean en el mismo sector. Su inversión es en una empresa que sabe hacer y vender productos de lujo. Y ya que este acuerdo resultó un éxito, se corre el peligro de que quieran repetir la acción en otros lados.