Kazuo Hirai regresa a Sony a números negros

Las utilidades netas de la firma tecnológica japonesa ascendieron a 960 millones de dólares en el primer semestre.
El presidente de la compañía.
El presidente de la compañía. (Axel Schmitd/Reuters)

Tokio

El logro de Sony para una utilidad neta de 116 mil millones de yenes (960 millones de dólares) en el primer semestre es la señal más reciente de que los esfuerzos de su presidente ejecutivo, Kazuo Hirai, para transformar al grupo de productos electrónicos empieza a dar frutos.

La utilidad se compara con una pérdida de 109 mil millones de yenes en el mismo primer trimestre del año pasado y se después de años de manejar números rojos, ya que los productos tradicionales como los televisores y los walkmans de Sony tienen la presión de los productores de bajo costo de Asia y los rivales expertos en software de Silicon Valley.

Hirai intenta cambiar la fijación de la compañía con las escalas del mercado masivo para enfocarse más en las utilidades. Sony redujo su operación de televisores y vendió su operación de laptops Vaio el año pasado.

Los juegos de PlayStation 4, los sensores de imágenes para las cámaras de teléfonos móviles y la operación de servicios financieros de Sony contribuyeron con utilidades sólidas.

“Las ventas del hardware de PS4 superaron nuestras expectativas, y las ventas de software también van bien”, dijo Kenichiro Yoshida, director financiero. “Elevamos el pronóstico de ventas de PlayStation 4 en un millón de unidades para alcanzar 17 millones 500”.

PlayStation tuvo un buen desempeño frente a su rival Xbox One de Microsoft. Con una base creciente de consolas PS4, Sony empieza a beneficiarse con las ventas de mayor margen del software y el servicio. Los juegos representaron un ingreso de operación de 43 mil 400 millones de yenes en las ventas de 649 mil 300 millones de yenes en el primer semestre, y Sony aumentó su pronóstico para todo el año de la división de 60 mil a 80 mil millones de yenes.

La compañía también apuesta por la realidad virtual, una plataforma cuyo valor se espera en mil millones de dólares el próximo año. Los analistas de IHS pronosticaron que PlayStation VR de Sony puede establecer una ventaja temprana en el sector con lo que superará a Oculus Rift de Facebook.

El segmento de dispositivos —que es un gran proveedor de sensores de imágenes para el iPhone de Apple— registró un ingreso de operación de 63 mil millones de yenes de las ventas de 496 mil millones de yenes. Sony busca comprar la planta de semiconductores de Toshiba con el fin de ampliar su producción. Pero la compañía todavía siguió con pérdidas en el mercado de teléfonos móviles que domina Apple y Samsung. La división tuvo una pérdida de operación de 43 mil 500 millones de yenes y las ventas bajaron 16 por ciento en comparación con el año anterior.

El volátil negocio cinematográfico también fue una carga, las pérdidas de operación fueron de 34 mil 200 millones de yenes, aunque se espera que Specter, la última película de James Bond, pueda rescatar un año de producciones fallidas de su división en Hollywood. Sony mantuvo sus pronósticos de ventas para todo el año en 7 mil 900 millones de yenes y una utilidad de operación de 320 mil millones de yenes.