ENTREVISTA | POR MAYRA MARTÍNEZ MEDINA

El director de Kansas City Southern México, José Zozaya  apuesta a que en 2018, el transporte de carga férreo puede captar 35 por ciento del mercado. Dice que su liderazgo lo marcó su cercanía con Juan Pablo II y la Madre Teresa.  

“Somos parte fundamental en la competitividad del país”

José Zozaya, director general de KCS México.
José Zozaya, director general de KCS México. (Liliana Cavazos)

Ciudad de México

José Zozaya, es el director de Kansas City Southern México, empresa ferroviaria que en el país ha invertido tres mil millones de dólares en 16 años.  Esta empresa de origen estadounidense transporta 16 por ciento del total de la carga que se mueve a través del ferrocarril.

¿Qué hace Kansas City en México?, muy probablemente alguna de las prendas de vestir que usa la gente todos los días, o tal vez el cereal del desayuno; más aún, el carro en el que se mueve todos los días, fueron transportados desde algún puerto o cualquier otro punto del país hasta otro lugar a través de las vías y ferrocarriles de esta empresa.

Las vías concesionadas de Kansas City se extienden desde el noroeste hasta el centro del país. Además de que tiene dos puntos de interconexión: uno en Matamoros y otro en Nuevo Laredo.  En 1997, el gobierno federal otorgó la concesión de vías férreas a esta empresa por cincuenta años-.

El director de Kansas México, abogado de profesión califica la coordinación de esta logística como “apasionante. ¿Qué tienen de apasionante unas vías o un ferrocarril?

-Todo. Es apasionante ver cómo la gente que trabaja aquí pone el corazón. Es apasionante el poder coordinar la logística de los grandes volúmenes de alimentos, autopartes, ropa, petroquímicos, o minerales, entre otros artículos para que lleguen de un punto a otro. Somos una parte fundamental de la competitividad del país y es aquí donde sientes que tu trabajo repercute, día con día en la vida México.

Con Juan Pablo II y Madre Teresa

El actual director de KCS, antes  de llegar a esta dirección fue el primer presidente mexicano en dirigir la Cámara de Comercio de Estados Unidos, impartió cátedra y representó legalmente a varias empresas.

En entrevista con MILENIO, platicó que se siente una “persona bendecida” porque ha tenido oportunidades que no mucha gente tiene,

-¿Usted se imaginó que estaría dirigiendo una empresa como Kansas City México?

-No. He sido bendecido, porque he tenido oportunidades como poca gente. En mi juventud tuve oportunidad de interactuar de forma muy cercana con el Papa Juan Pablo II en sus visitas a México y de ser un actor importante en esos procesos. Cuando la Madre Teresa vino a México para poner su orden aquí y yo le serví. Me decía brother Pepe, quería que fuera parte de su orden. Esa parte me marco mucho en mi formación.

Después ya como abogado de empresas maquiladoras y maestro universitario disfrute muchísimo los temas en inversión extranjera y  competencia económica. La suma de esta  experiencia sirvieron como base para identificar lo que Kansas City buscaba en su líder para México. Además siempre me desenvolví en el ámbito de asociaciones y cámaras, en este caso del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales, donde somos un actor importante del mismo porque nos hace estar en contacto con otras empresas con condiciones similares a la nuestra, de inversión extranjera en el país.

-¿Qué disfruta en Kansas City México?

-Todo. Tengo una frase que leí: “que Dios te conceda hacer todo lo que te guste porque ese día dejaras de trabajar. Me divierto y disfruto mucho lo que hago representando a esta empresa. Somos un jugador importante para la eficiencia y competitividad de México como país.

México, KSC y las reformas  

-¿Cuáles son las tendencias del mercado, seguirán creciendo o ya llegaron al máximo que permite el mercado?

-Hay un área de oportunidad importante, hace 16 años, cuando  se estableció la empresa en el país  se movía por ferrocarril 11 por ciento del total de la carga que circula por este medio. Hoy estamos moviendo 26 por ciento.

Me encantaría que entre cinco y siete años estuviéramos en 35 por ciento. Una  referencia importante es Estados Unidos y Canadá que mueven entre 40 y 50 por ciento de toda la carga de ferrocarril, claro en condiciones diferentes.

Si en México llegamos a ese 35 por ciento vamos a estar en un buen nivel de eficiencia y competitividad. Esta es la apuesta del sector ferroviario. También son presidente de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles.

El director general y representante de KCS en México estima que de aprobarse todas las reformas, la economía “crecerá más, cuando eso pase los volúmenes de productos y alimentos serán mayores; y como una parte importante la movemos nosotros; entonces aumentará nuestros servicios”. México está llamado a ser una potencia en el tema logístico a nivel global.