El desarrollo personal como meta en los negocios

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Nacional Empresarial, impartió una plática en la Casa del Niño, donde habló sobre la importancia del entorno global en la vida de los trabajadores.
Presidente del Consejo Nacional Empresarial, Juan Pablo Castañón.
Presidente del Consejo Nacional Empresarial, Juan Pablo Castañón. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Nacional Empresarial, ofreció una conferencia en la Casa del Niño y dijo enfático que "en la empresa se busca el desarrollo personal de los trabajadores, en su familia y en el entorno donde está".

"Estamos indignados de lo que hace el poder público, de que utilicen los recursos de todos a beneficio personal, pero estamos paralizados ante la situación".

Señaló que "la responsabilidad del empresario es generar valor humano, con ello construiremos una sociedad mejor".

El empresario habló ante un público formado por empresarios y personas cercanas a la labor de la Casa del Niño, donde 90 pequeños estudian pre escolar y primaria.

Su anfitrión fue Jaime Murra Talamás, que preside el patronato de esa institución.

Castañón señaló que "en algunas ocasiones se nos olvida que somos líderes en nuestra empresa, que mi trabajo es que mis colaboradores tengan confianza en que cumpliré cabalmente mi rol".

"Esa es la responsabilidad que tenemos con nuestros colaboradores, porque ellos van a nuestras empresas no solo por el sueldo o el aguinaldo, sino para ser mejores personas y entonces nuestro testimonio debe dar, para que nuestros trabajadores sean líderes en su comunidad".

"Por eso les invito a hacer una reflexión y consideremos que si nos sentamos a contemplar la ola de desarrollo económico para México, otros serán los que la aprovechen".

"Hay que subirnos a ella, aunque no sepamos surfear, hay que arriesgarnos porque si no, llegarán otros empresarios y aprovecharán la ola, solo que ellos no tienen arraigo en el país y seguramente no entenderán de la responsabilidad social que tenemos como empresarios en México".

"Somos muchos mexicanos los que queremos un país mejor, pero no nos podemos quedar encerrados en nuestras casas, tenemos que arriesgarnos, aprovechar las oportunidades".

"Porque además nuestros empleados están confiando en que haremos precisamente eso, arriesgarnos como líderes de nuestros centros de trabajo y hacerlo al frente de nuestros equipos de colaboradores".

El empresario relató que ante la ola de violencia en Sinaloa, se protegió en su casa, pero su padre le dijo que no podía quedarse encerrado, que tenía que arriesgarse, salir de su zona de confort.

También subrayó el hecho de que "los que tenemos las oportunidad no tenemos privilegios, eso no es un regalo, la oportunidad viene acompañada de responsabilidades sociales para con los demás, los trabajadores que creen en nosotros".

También contó su encuentro con el Papa Francisco durante la reciente visita que hizo a México, dijo sobre ello: "hablamos sobre la responsabilidad de los empresarios, donde el diálogo y el trabajo nos lleva a ser mejores empresas y es factor de desarrollo de México".

"Somos muchos mexicanos los que queremos un país mejor, pero no nos podemos quedar encerrados en nuestras casas, tenemos que arriesgarnos, aprovechar las oportunidades".

"Sobre la necesidad de empresarios y trabajadores comprometidos que generen oportunidades, que con ello existan más fuentes de empleo".

"Necesitamos la conciencia de la clase política para que sea parte del mismo trabajo responsable y transparente, debemos entrar a un diálogo empresarios, trabajadores y poder público".

"Que se dé una riqueza nacional a través del trabajo, generar valor y hacerlo con responsabilidad para abatir la pobreza".

Para concluir mencionó que "soy optimista y no soy un iluso, México no se construye en San Lázaro ni en Los Pinos, se construye aquí, en tu trabajo, en tu casa".