Acercan arte Mesoamericano a todos los sentidos

En la muestra "Miradas de barro y piedra" se busca conocer la historia de las culturas prehispánicas de México, y ponerlas al alcance de los visitantes en el Museo de Historia Mexicana.
La exposición estará disponible en el Museo de Historia Mexicana a partir de septiembre.
La exposición se exhibe en el Museo de Historia Mexicana. (Foto: Raúl Palacios)

Monterrey

Poner al "alcance de la manos" la figura de una vasija con forma de jaguar y conocer la historia de las culturas prehispánicas de México, es la apuesta que ofrece la exposición Miradas de barro y piedra. Explora y descubre Mesoamérica, que ya está disponible en el Museo de Historia Mexicana (MHM).

A diferencia de otras exposiciones sobre la historia antigua del país, en esta ocasión se busca ofrecer contenidos fáciles, directos y con la oportunidad de tocar algunas de las 70 piezas que la integran.

Lo que se busca es que además de recibir información el visitante se lleve sensaciones y un interés por investigar más sobre éstas culturas, afirmaron las curadoras Jessica de la Garza y María de Lourdes Herrasti.

Se trata de un recorrido sobre la importancia que tuvieron de materiales como el barro y la piedra en civilizaciones como los olmecas, los teotihuacanos, zapotecos, mayas, toltecas, mixtecos y mexicas.

"Buscamos que los niños se sientan a gusto, que no sientan esa distancia que imponen los museos sino que fuera algo muy cercano, que pudieran tocar o escuchar música", apunta Lourdes Herrasti.

Un México cercano

Generalmente las piezas arqueológicas se colocan en vitrinas, rígidas y alejada del visitante. En Miradas de barro y piedra el concepto es distinto.

"Se buscó otro concepto, cédulas con información útil y concisa, líneas de tiempo claras para saber cuándo estuvieron los olmecas y cuándo los mayas, piezas que se puedan tocar; es una propuesta diferente", agrega Yessica de la Garza.

Con estas alternativas, la exhibición se vuelve accesible a personas con debilidad visual, quienes generalmente cuentan con pocas oportunidades como éstas.

La muestra tiene el reto de acercar al público norestense con las culturas mesoamericanas, las cuales podrían sentir como "lejanas".

Por ello, al final del recorrido se instalaron objetos como metates, petates, cazuelas o cántaros actuales, pero fabricados con la misma técnica que dominaron las culturas antiguas.

"Podría preguntarse '¿y a mí qué? Esto es Mesoamérica y yo no vivo ahí'. Pero aquí sí utilizamos la piedra, tenemos los petroglifos por ejemplo; así podemos comprender que el mundo prehispánico fue uno y que ése mundo no está tan alejado de nosotros", comenta Herrasti.

La información fue sustentada por los arqueólogos Nicolás Caretta y Ana Pelz, lo que permite ofrecer información clara, sencilla y actualizada sobre las culturas prehispánicas.

Tanto el barro como la piedra fueron materiales básicos para las culturas antiguas. Cada civilización llegó a dominarlas de tal forma que hoy en día se sigue utilizando para la elaboración de toda clase de objetos.

Con museografía de Sergio Rodríguez, la mayoría de las piezas forman parte de la colección del MHM.

La exposición Miradas de barro y piedra permanecerá hasta septiembre en el MHM, ubicado a un costado de la Macroplaza.