Vaso de Texcoco, el peor suelo para nuevo aeropuerto: Luege

José Luis Luege, ex director de la Conagua, dijo que la zona en la que se planea construir la nueva terminal aérea no resistirá la obra, ya que ahí confluyen todos los drenajes del Valle de México.
José Luis Luege, dirigente de “Ciudad Posible”.
José Luis Luege, ex director de la Conagua. (Antonio López)

Ciudad de México

La zona federal en la que se planea construir el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, en Texcoco, tiene el peor suelo para una obra de esa magnitud, afirmó el ex director de la Comisión Nacional del Agua, José Luis Luege Tamargo.

"Esa mole está en el peor suelo que un ingeniero civil pudiera elegir para construir, rodeado de la zona más deprimida de Ecatepec, Nezahualcóyotl y Chimalhuacán, deprimida socialmente, son crecimientos que fueron irregulares, en un suelo salitroso", señaló en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva.

Luege Tamargo, también presidente de la asociación civil presidente de Ciudad Posible, expresó su preocupación por la insistencia, desde la década de los ochenta, en construir la terminal aérea en esa zona.

"Es la zona de confluencia de todos los drenajes", indicó, del canal de La Compañía, del río La Piedad, del Río de los remedios.

Recordó que durante su gestión al frente de la Conagua presentó el proyecto "Parque ecológico lago de Texcoco", en el que planteaba la necesidad de recuperar la zona federal invadida y acciones como la construcción de lagunas de regulación, para darle sustentabilidad a la zona.

Consideró que "es de suponer que los terrenos del oriente, es decir los que van hacia Texcoco y Atenco, van a ser urbanizados". Sin embargo, aseguró, "esta ciudad no resiste este crecimiento".

El presidente Enrique Peña Nieto presentará hoy el proyecto para la construcción de la nueva terminal aérea, que ayer, en el mensaje con motivo de su Segundo Informe de Gobierno, calificó como "el mayor proyecto de infraestructura de los últimos años en nuestro país e incluso uno de los más grandes del mundo".

El nuevo aeropuerto se ubicará en la zona norte contigua al actual, en el vaso de Texcoco, y necesitaría una inversión de 120 mil millones de pesos.

De acuerdo con el Comité de Infraestructura de Transporte del Colegio de Ingenieros Civiles de México, la construcción se haría en dos etapas, la primera tardaría cinco años y contaría con tres pistas de aterrizaje, en tanto que la segunda iniciaría después de estos cinco años y consideraría las últimas tres pistas para sumar un total de seis.