Jefes de Citigroup, bajo presión

Habrá poca compasión en el consejo hacia los directivos si reprueban de nuevo la prueba de la Fed.
Se emitieron órdenes de comparecencia relacionadas con posibles violaciones al secreto bancario y a las leyes contra el lavado de dinero.
(Especial )

Nueva York

Tres de los principales ejecutivos de Citigroup enfrentan una dura prueba este mes, de acuerdo con importantes funcionarios del banco, mientras se preparan para los resultados de la “prueba de estrés” de la Fed de Estados Unidos.

Hace un año, Citi pasó a ser parte de un pequeño grupo de bancos a los que la Fed no aprobó sus planes de dividendos y recompras de acciones, con base en que tenían procedimientos inadecuados para evaluar sus necesidades de capital en caso de que ocurriera una recesión grave o un colapso del mercado.

Si el banco no logra aprobar de nuevo, el director ejecutivo, Mike Corbat, el director financiero, John Gerspach, y el director de riesgo, Brian Leach, enfrentarán una gran presión de los inversionistas para que renuncien, dijeron dos ejecutivos que hablaron bajo condición de anonimato.

Los analistas dicen que habrá poca compasión por parte de la junta de administración de Citi hacia Corbat y sus compañeros ejecutivos si reprueban otra vez.

“Tan difícil y opaco como es el proceso, es trabajo del CEO aprobarlo”, dijo Mike Mayo, analista de CLSA.

La Fed puso en marcha una prueba en dos partes como consecuencia de la crisis financiera de 2008-2009 para garantizar que los bancos tengan suficiente capital para absorber las pérdidas y apoyar las operaciones durante la época de tensión extrema, sin que sea una carga para los contribuyentes.

Bajo la prueba los bancos con activos totales de más de 50 mil mdd tienen que presentar sus planes de distribución de capital para que la  Fed los apruebe. Este año alrededor de 31 bancos están bajo el microscopio.

En marzo pasado se consideró que Citi tenía el suficiente capital para soportar los escenarios más duros que presentó la Fed, pero no logró pasar un obstáculo más importante —una prueba cualitativa conocida como Revisión y Análisis Exhaustivo de Capital—, se anunció a la siguiente semana.

La mayoría de los analistas cree que Citi hizo lo suficiente para lograr la aprobación el 11 de marzo, pero señalan que los métodos del regulador se mantienen como un misterio.