Jalisco tiene 10 rastros de porcinos reconocidos para exportar

La exportación de cerdo a países asiáticos implica en principio el envío de cortes finos que tienen demanda en esos mercados.

Guadalajara

En Jalisco existen actualmente diez granjas y diez rastros Tipo Inspección Federal (TIF) de porcinos, que ya cuentan con la certificación avalada por el gobierno mexicano para la exportación.

El director de Gena Agropecuaria (firma líder en la porcicultura nacional), Carlos Ramírez Peña, explicó que a la certificación avalada por la autoridad mexicana se debe incluir el cumplimiento de los protocolos de los países a los que se destine la exportación de carne.

“Ya ha ocurrido con Japón y Corea, a cuyos mercados se manda producto de Jalisco que es sacrificado y procesado en la empresa Sasa (de origen sonorense), ubicada en Atotonilco El Alto, cuyo ejemplo pretenden imitar varios negocios porcícolas estatales”, dijo.

Consideró que en el momento actual debe aprovecharse el interés que ha mostrado Corea del Sur y la Federación Rusa, donde se han abierto espacios para las carnes mexicanas de res y cerdo.

Cada empresa habrá de definir en sus planes de negocio si le conviene exportar, lo que de entrada es una alternativa para una mejor comercialización de los productos porcícolas, abundó.

Añadió que la exportación de cerdo a países asiáticos implica en principio el envío de cortes finos que tienen demanda en esos mercados.

Recordó que Jalisco es el estado líder en carne de cerdo; la producción nacional en 2014 fue de un millón 300 mil toneladas. Esta entidad aportó 260 mil.

El consumo interno de carne de cerdo durante 2014 fue de 16.6 kilogramos por habitante, contra 15.1 kilogramos que se tenía en el año 2007.

Por su parte, autoridades estatales refirieron que hay un protocolo formal, regulado por el Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad y Calidad Alimentaria (Senasica) que establece los requisitos que se deben de cumplir para obtener una certificación.

Destacó que hay una demanda internacional creciente para la carne mexicana de cerdo, lo que supuso durante 2014 la exportación de 90 mil toneladas y la captación de 436 millones de dólares, según datos informados por el Gobierno de la República, por lo que la porcicultura jalisciense puede beneficiarse de este fenómeno.

Flores Chapa añadió que el protocolo para la certificación de granjas y empacadoras abarca aspectos como la medicación de animales, las medidas de bioseguridad y la higiene de los trabajadores, entre otros puntos.

Adelantó que una empresa japonesa establecida en Zapopan ya compra carne de cerdo jalisciense en determinados cortes y los exporta a varios países, lo que es una muestra de que se tiene ya reconocimiento de la calidad de la porcicultura del estado.