J&J indemnizará a pacientes por prótesis defectuosas

El grupo farmacéutico Johnson & Johnson pagara 2.500 millones de dólares para indemnizar a pacientes que les fueron colocados implantes de caderas defectuosas en EU. 

Nueva York

El grupo farmacéutico estadounidense Johnson & Johnson aceptó este martes pagar unos 2.500 millones de dólares para indemnizar a los pacientes a los que les fueron implantadas prótesis de cadera defectuosas en Estados Unidos de su filial DePuy.

Los abogados de los afectados y DePuy presentaron el martes ante un tribunal un acuerdo, según anunció la filial de J&J en un comunicado.

Se trata de uno de los acuerdos más elevados alcanzado hasta ahora en Estados Unidos sobre material médico defectuoso.

DePuy explicó que la cifra acordada es un cálculo basado en los 8.000 pacientes que se tuvieron que operar para sustituir la prótesis implantada antes del 31 de agosto de 2013.

Se prevé que la mayoría de indemnizaciones se paguen en el curso del próximo año.

Miles de pacientes en Estados Unidos denunciaron a DePuy después de que la empresa anunciara en agosto de 2010 que retiraba del mercado dos tipos de prótesis de cadera, de las que había vendido en esa época unas 93.000 piezas en todo el mundo.

En un documento bursátil publicado a principios de noviembre, J&J reveló que existían, al 29 de septiembre, 12.140 denuncias por el caso de las prótesis defectuosas.

Según DePuy, el acuerdo pondrá fin a la gran mayoría de demandas, pero seguirán en curso algunos procesos judiciales en Estados Unidos.