Iusacell no descarta una alianza con Telefónica

Las reformas hacen la competencia más nivelada: Grupo Salinas.
Luis Niño de Rivera, vicepresidente del consejo de Banco Azteca.
Luis Niño de Rivera, vicepresidente del consejo de Banco Azteca. (Claudia Guadarrama)

México

Iusacell no descarta una alianza con la española Telefónica, ya que admitió que en estos momentos dialoga con varias empresas para elegir al socio estratégico que más le convenga.

Luis Niño de Rivera, vicepresidente del consejo de administración de Banco Azteca y vocero de Grupo Salinas, dijo a MILENIO: “No tenemos excluido a nadie, estamos hablando con todos los operadores que tengan interés en Iusacell y en México para competir en este nuevo entorno regulatorio y jurídico”.

Al preguntarle si Telefónica tiene la posibilidad de ser su socio, el vocero reiteró que no está excluido nadie.

Al respecto se consultó a Telefónica y sus directivos se limitaron a decir que no harían algún comentario al respecto.

Niño de Rivera explicó que la compra de las acciones a Televisa pasa por diferentes etapas y por lo pronto hay que esperar a que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) apruebe la transacción, con la opinión favorable de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Una vez que ese paso se concrete “podremos anunciar quién es el socio estratégico y a partir de ahí construir el plan de negocios que va a determinar el tamaño de la empresa, el nivel de tecnología, la cobertura, la calidad del servicio y cómo vamos a hacer más competitivos nuestros precios”, comentó.

Destacó que Ricardo Salinas Pliego, dueño de Iusacell, vio una enorme oportunidad en el mercado de las telecomunicaciones, dados los resultados de las reformas estructurales aprobadas recientemente, mismas que ahora ponen el campo de competencia más nivelado, lo que lo llevó a apostar nuevamente por México.

Confirmó que Iusacell está en muy buen momento, pues Televisa fue un socio estratégico muy relevante, que les permitió atraer en esos tres años de cuatro a ocho millones de usuarios, aumentar su participación de mercado de 7 a 10 por ciento en servicios de pospago e incrementar sus ingresos en 50 por ciento.

El nuevo escenario le dio a Salinas Pliego la pauta para invertir ese 50 por ciento y crear un nuevo plan estratégico junto con un socio que tenga experiencia internacional con alta tecnología, capacidad económica e interés en desarrollar una empresa como Iusacell en el mercado mexicano, dijo Niño de Rivera.

“Ese es el entorno que entusiasma a Ricardo Salinas para hacer esta apuesta por México en la industria de telecomunicaciones”, añadió.

Por su parte, analistas de Intercam afirmaron que la transacción sorprende por las especulaciones recientes, en el sentido de que Televisa vendería su participación a Telefónica y principalmente por el precio que ésta pagaría por los títulos de la compañía mexicana.

La valuación que se manejó en España por 100 por ciento de las acciones de Iusacell alcanzaba 4 mil millones de dólares y ahora Grupo Salinas alcanzó apenas mil 434 millones de dólares, aunque para los especialistas este deterioro en el precio de la empresa ya se veía desde hace tiempo.

Analistas de UBS indicaron que la televisión es uno de los sectores beneficiados por la reforma en telecomunicaciones, por lo que Televisa puede tener oportunidades en otros mercados, como el uso compartido de su infraestructura para impulsar el acceso a la banda ancha, en lugar de mantenerse con Iusacell.