La mujer que relanzó Iusacell y Total Play

Ana Cecilia Márquez, directora de mercadotecnia, dice que para llegar a esta posición fue importante no tener miedo a preguntar, investigar y a ser humilde.
Cecilia Márquez, directora de mercadotecnia Iusacell México.
Cecilia Márquez, directora de mercadotecnia Iusacell México. (Cortesía )

Ciudad de México

“Dilo fácil, dilo práctico, dilo audaz, dilo fuerte, dilo todo”. Ese el eslogan de la campaña que lanzó Iusacell para promover distinto planes de contratación. Detrás de ella están las ideas de Ana Cecilia Márquez

La directora de mercadotecnia de Iusacell México se siente orgullosa de que cada una de las campañas que ha lanzado, porque admite que cuando llegó “no sabía nada de telecomunicaciones”

Hace cuatro Ana Cecilia llegó a la compañía y se incorporó a un área desde donde se manejan los productos de telefonía fija y el internet de banda ancha por fibra óptica. Después se encargó de relanzar Total Play. Finalmente, en 2012 asumió la dirección de mercadotecnia.

¿Cuál fue tu estrategia para llegar a la dirección de mercadotecnia?

Para llegar a esta posición fue importante no tener miedo. Y me refiero a no tener miedo a  preguntar lo que no entiendo, a investigar lo que no sé, a confiar en mi capacidad para implementar temas que desconozco.

Como yo desconocía los temas de telefonía me atreví a preguntar hasta que logré digerir el tema; así pude conjuntar lo que sí sabía en mercadotecnia y comunicación con las telecomunicaciones. Fui conjuntando este trabajo, todo implicó dedicación y esfuerzo, ésta es la única manera en que los demás se dan cuenta de que puedes funcionar en posiciones de mayor responsabilidad.

-Después de dos años en el cargo, ¿cómo te explicas que todavía te mantengas en la dirección?

Es básico hacer equipo. En mercadotecnia tienes que interactuar con equipos de otras áreas porque todos los departamentos tienen mucho para dar, esta relación pide ser humilde porque siempre aprendes algo de alguien. Por muy pequeño que consideres es una persona, encuentras respuesta a lo que buscas.

También aprendí a ser consciente de que si una persona del equipo se equivoca, tiene errores, yo tengo la responsabilidad porque soy la líder del equipo. Ese es mi secreto, tratar de alimentar ese trabajo en equipo.

-De tu liderazgo, ¿qué ha sido lo más difícil de aplicar?

Lo más complicado ha sido escuchar y entender las características de las personas, porque quienes parecen dispersos en realidad  están atentos y quienes parecen que están atentos, están dispersos. Todos somos complementarios.  

Otro elemento es mantener el factor sorpresa, que en este negocio es muy importante porque la tecnología sigue corriendo. Uno nunca debe  pensar que llegaste al límite.

-¿De qué te sientes orgullosa?

Estoy orgullosa de mi campaña “Di lo que quieras” , porque un tema tan complicado que sólo manejan los ingenieros lo pudimos decir de una manera sencilla.

-¿Cuáles son los momentos complicados que nunca van a desaparecer?

El tener la fachada de aquí no pasa nada, porque hay que darle seguridad al equipo. Yo les digo que juntos estamos parados, pero separados nos caemos, entonces, tengo que dar confianza.

Esta área es una cadena sin fin. Cuando ya llegaste a un target, tienes que buscar nuevos clientes. El reto de la comunicación es que nunca se acaba el diálogo.

-Si el reto no termina ¿cuánto tiempo le dedicas a la familia?   

Trato de ser organizada, voy a comer a casa, reviso tareas. Siempre les explico a mis hijos por qué trabajo, que al final lo hacemos por el bien de la familia. Todo este trabajo lo hago con el apoyo de mi esposo, somos un equipo, hacemos sinergias.

-¿Cuál es tu compromiso de tiempo en la oficina?

El trabajo es un estilo de vida, pero tengo una familia que es mi prioridad, mis dos hijos. Siempre hay que poner todo en una balanza, es muy difícil poner on y off al trabajo. Siempre busco sacar la mejor ventaja del tiempo cuando estoy en la oficina.

Mis superiores saben que si voy a la escuela de mis hijos estoy ahí. En consecuencia trato de hacer lo mismo, entender y confiar en quienes me reportan, hombres y mujeres.       

-¿Cómo quién te gustaría ser, quién te inspira?

Me gusta cómo se atrevía Steve Jobs (fundador de Apple), tratar de ser irreverente sin ser desfachatada. Hay que buscar lo mejor de cada quien.