Investigación alemana eleva temor por los coches a diésel

El regulador automotor conversa con varios fabricantes sobre los “elevados” niveles de contaminantes hallados en pruebas de carretera.
Flotilla de VW en China.
Flotilla de VW en China. (Reuters)

Londres

El regulador automotor alemán está en conversaciones con varios fabricantes sobre los "elevados" niveles de contaminantes del diésel descubiertos en las pruebas en carretera de los vehículos tras el escándalo de las emisiones de Volkswagen.

La Autoridad Federal de Transportes (KBA) de Alemania dio ayer los nombres de 16 fabricantes de automóviles cuyos modelos analizan, entre los que se encuentran las marcas Daimler y BMW, así como Ford y Opel, de General Motors. Los coches que fabrica VW bajo su propia marca, además de las filiales Audi y Porsche.

La KBA se negó a decir qué automotrices están en las conversaciones o a qué modelos afecta, y agregó que esto no sugiere que se utilizaron dispositivos ilegales de desactivación para las pruebas. VW admitió que instaló el dispositivo basado en software en más de 11 millones de vehículos a diésel, el dispositivo sirve para disminuir las emisiones del nocivo óxido de nitrógeno durante la pruebas de laboratorio.

Varios grupos de activistas argumentan desde hace mucho tiempo que los coches emiten mucho más dióxido de carbono y óxidos de nitrógeno en el mundo real que en las obsoletas pruebas de laboratorio europeas. Pero las revelaciones llegan en un momento en el que la industria del motor está bajo el feroz escrutinio por parte de los gobiernos y los reguladores de todo el mundo, dos meses después de que un regulador ambiental estadunidense expuso el engaño de VW a las pruebas de emisiones.

La KBA, que supervisa los centros de pruebas en el mayor mercado automotor de Europa, revalúa las emisiones de los vehículos desde finales de septiembre. Dijo que observa más de 50 modelos, que en parte se eligieron con base en su popularidad, pero también después de algunas "sugerencias" de terceras personas sobre evidentes emisiones de contaminantes.

"Con base en los datos brutos, hasta el momento se identificó un aumento parcial en los niveles de óxidos de nitrógeno en diferentes condiciones ambientales y de manejo", dijo el regulador en un comunicado. Después de las conversaciones con las automotrices, tiene planes de evaluar otros datos. Solo entonces la agencia tendrá elementos suficientes para cualquier acción legal, dijo.

Ford dijo que no recibió ninguna solicitud oficial de información por parte de la KBA. Opel mencionó que está en contacto continuo con la KBA, pero se negó a hacer más comentarios. Daimler explicó que "se les informó sobre la investigación de la KBA y apoyan esto": "No tenemos nada qué ocultar".

BMW dijo: "No manipulamos ninguna prueba de emisiones. Cumplimos con los requisitos legales en cada país... esperamos que nuestro vehículos cumplan con los requerimientos de las pruebas en el examen actual de la KBA". VW no quiso hacer comentarios.