Investiga SAT adeudo de Alsea por 146 mdp

Acusación a la subsidiaria Italcafé de no declarar ingresosy de presentar diferencias en la cifra reportada de IVA.
La operadora de restaurantes está en la etapa de presentación de documentos.
La operadora de restaurantes está en la etapa de presentación de documentos. (René Soto)

México

Alsea informó que su subsidiaria Italcafé es investigada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por supuestos ingresos no declarados y diferencias en el impuesto al valor agregado (IVA) por un monto de 146 millones de pesos.

La operadora de restaurantes indicó que interpondrá los medios de defensa correspondientes y que los propietarios de Italcafé asumirán los efectos económicos derivados, en virtud del acuerdo que se estableció en su oportunidad con los vendedores antes mencionados.

En febrero de 2012, Alsea adquirió Italcafé, propietaria de ocho restaurantes Italianni's y los derechos exclusivos para el desarrollo y expansión de la marca a un precio de mil 765 millones de pesos

Esta transacción se dio después de un largo conflicto, debido a que la operadora de restaurantes había suscrito en 2008 la compra de esta firma, pero al desistir fue demandada por Italcafé, que al final logró una sentencia favorable para que se cerrara el trato.

Alsea informó que el adeudo que reclama el SAT se inició en agosto de 2012, cuando la autoridad hizo una visita domiciliaria, la cual concluyó en agosto de 2013 con las observaciones mencionadas.

La empresa, liderada por Fabián Gosselin, informó que se encuentran en la etapa de presentación de documentos, con el objetivo de aclarar las diferencias señaladas.

De esta forma, Alsea indicó que el SAT tuvo un plazo de seis meses, el cual concluyó en febrero de 2014, para emitir una resolución, pero la autoridad no ha dado alguna respuesta.

La operadora de restaurantes indicó que entre los derechos que se tienen es solicitar la intervención de la Procuraduría de Defensa del Contribuyente (Prodecon) para que los apoye con dichas aclaraciones ante la Tesorería del Distrito Federal.

Este aspecto de defensa "se está analizando por los asesores externos de la compañía", señaló en el documento.

La empresa informó que ha sido demandada en diversos juicios de arrendamiento, por lo que en caso de que exista una sentencia definitiva inapelable y desfavorable, significará que deberán entregar el inmueble rentado y buscar reubicar su establecimiento.

De igual forma, señaló que tienen demandas, procesos judiciales y administrativos dentro de los cuales participan como parte actora, demandada o quejosa.

"En caso de que exista una sentencia definitiva inapelable desfavorable para nosotros, siendo nosotros actores en el juicio, no podremos recuperar parte o la totalidad de las cantidades reclamadas", afirmó Alsea.

Asimismo, la compañía señaló que la reforma fiscal implantada por el gobierno federal instauró gravámenes a los refrescos y alimentos con alto contenido calórico, por lo cual este impuesto adicional los trasladará al consumido.

De igual forma, indicó que estos cambios fiscales pueden ocasionar un menor ingreso en la población y como consecuencia del consumo, "con la correspondiente disminución en ventas en nuestro negocio y afectación en utilidad de operación y flujo".