Invertirá la industria del acero 3 mil mdd

Es una iniciativa a dos años para abastecer necesidades del sector, que ahora trabaja a una capacidad de 65% y busca hacerlo al ciento por ciento, indica el director general de Deacero.

México

La industria del acero invertirá 3 mil millones de dólares en los próximos dos años, a fin de atender la demanda que traerá la reforma energética.

Salvador Quesada, director general de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero), dijo que las perspectivas del sector son favorables, pues se requerirán productos especiales.

“Cualquier instalación para extracción, producción e inclusive el transporte requiere de acero vamos a participar en las diferentes opciones del sector energético”, dijo al ser entrevistado en el 55 Foro Latinoamericano de Alacero.

En tanto, Raúl Gutiérrez Muguerza, director general de Deacero, dijo que una gran oportunidad es la red de ductos que será construida para el transporte de gas natural, la cual será duplicada con los proyectos de la Comisión Federal de Electricidad (en el país hay 11 mil 600 kilómetros de ductos).

La previsión es producir 300 mil toneladas de acero al año, que se destinarán exclusivamente para ductos, pues en 2015 se estima que el consumo crezca en México 3.5 por ciento, muy por encima de Brasil, Colombia y Argentina.

Para este año se calcula cerrar con una producción de 19 mil 400 millones de toneladas de acero líquido.

Aseguró que la industria del acero está preparada para abastecer los requerimientos del sector energético; ahora se trabaja a una capacidad instalada de 65 por ciento y de ser necesario se estará a 100 por ciento; “vamos a poder con el crecimiento del país”.

Sin embargo, la preocupación de los empresarios nacionales es la sobreoferta del metal, principalmente de China, país que se maneja bajo prácticas desleales.

“Con China es difícil competir, porque no juega con las mismas condiciones del mercado; tiene una moneda subvaluada, subsidios directos y sobrecapacidad”, refirió Gutiérrez.

México tiene una oferta de acero de 23 millones de toneladas, en tanto que la de China llega a 250 millones, nueves veces más.

“Si el producto viniera a competir con prácticas leales, nosotros no tendríamos problemas, porque la industria mexicana es muy productiva; el problema es cómo le haces para competir cuando tu precio internacional es uno y te llega 40 o 60 por ciento debajo del mercado”, argumentó Quesada.

Ante esa situación, lo que está haciendo la industria mexicana es cerrar la puerta a la competencia desleal, con medidas antidumping.

Por otra parte, Quesada dijo que en el tema de la inseguridad, el sector va bien, que los robos durante el año son inferiores a 21 por ciento en comparación con 2013.

Aunque el hurto ha disminuido en algunas entidades, como en Nuevo León, en el Estado de México ha crecido.

“Los productos que nos siguen robando, desafortunadamente, son los que van directamente a la construcción, como la varilla”, abundó.

Los Ramones

Por su parte, Pedro Joaquín Coldwell, titular de la Secretaría de Energía, anunció que el 3 de diciembre el presidente Enrique Peña Nieto inaugurará la fase I del gasoducto Los Ramones.

La inversión en esa etapa está valuada en 600 millones de dólares y se desarrollará en los municipios de Camargo, Tamaulipas, y Los Ramones, Nuevo León.

Aseguró que ya se está llenando de combustible el gasoducto; será una obra de infraestructura que permitirá bajar una cantidad importante, de casi mil millones de pies cúbicos diarios, de gas natural.

En una segunda etapa, que será desarrollada en diciembre de 2016, se podrá duplicar esa cantidad.  


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]