Inversionistas globales mantienen optimismo

José Oriol Bosch, director general de JP Morgan México, indicó que las reformas refuerzan expectativas del país.

México

A pesar de que la disminución de la meta de crecimiento económico ha sido el punto débil de México este año, los inversionistas internacionales lo observan con mucho optimismo, afirmó José Oriol Bosch, director general de JP Morgan en el país.

Recordó que mientras los estimados del crecimiento del mercado eran cercanos a 4 por ciento, las autoridades financieras han ido ajustando sus cifras y ahora se habla de una expansión del producto interno bruto de cerca de 1 por ciento.

Explicó que 4 por ciento no sonaba algo fuera de mercado a comienzos del año, porque en 2012 la economía creció casi a una tasa similar, pero hubo varios impactos negativos que se tuvieron, como la debilidad económica de Estados Unidos.

Sin embargo, explicó que pese a este desempeño "los inversionistas globales que atendemos están mucho más enfocados en mirar para adelante, en observar cuál será el crecimiento de México en los próximos años".

Al participar en el foro de la Iniciativa de Ciudades Globales, un proyecto conjunto de Brookings Institution y JPMorgan Chase, Oriol Bosch dijo que la razón principal del apetito por México es porque en él se están aprobando reformas estructurales que son necesarias para su crecimiento.

El directivo confía en que la reforma energética se apruebe antes de que termine el año, porque será el cambio más importante para los inversionistas y con ello habrá un beneficio importante para la economía.

"La reforma más importante para los inversionistas es la energética; nosotros estamos bastante optimistas de que se va a dar este año y que tendrá un beneficio muy importante para la economía", explicó.

Comentó que México ha ganado más competitividad como ciudad frente a China, por diversos factores económicos, como la mano de obra más competitiva a escala mundial y su ubicación geográfica, pues ésta le ayuda debido a que, pese a que los costos de transportación han aumentado, puede seguir exportando a Estados Unidos.

Explicó que el tipo de cambio también es un factor que está favoreciendo al país en materia de competitividad. "Tenemos una moneda y un mercado cambiario ejemplar, está dando una muy buena imagen a otros mercados. La depreciación natural que ha tenido el peso ha ayudado a que México pueda ganar más competitividad", dijo.