Interacciones duplicará tamaño con las reformas

El martes pasado el ejecutivo asumió la dirección del banco tras la salida de Carlos Hank González, quien se integró a Banorte.
El grupo financiero es líder en el desarrollo de las economías locales.
El grupo financiero es líder en el desarrollo de las economías locales. (Oswaldo Ramírez/Archivo)

México

El ambiente reformador que cubre a México traerá mejores ritmos de crecimiento a las economías de estados y municipios, lo cual propiciará una oportunidad histórica que Interacciones aprovechará para duplicar su tamaño en los siguientes años, aseguró Carlos Rojo Macedo, nuevo director general del grupo financiero.

En conversación con MILENIO, Rojo, quien el martes pasado asumió la dirección de la institución tras la salida de Carlos Hank González, que se integrará al consejo de administración de Banorte, destacó que el nuevo objetivo de Interacciones es duplicar en tres años tanto su cartera de crédito como su utilidad anual.

La forma, señaló, será la fuerte posición que tienen precisamente donde el gobierno federal ha puesto su principal interés, como es el desarrollo de infraestructura, específicamente en las economías locales, situación que elevará la demanda de crédito entre las pequeñas y medianas empresas del sector.

“Casualmente, Interacciones es líder en el desarrollo de las economías locales —estados y municipios— y eso nos pone en una situación muy privilegiada para capitalizar la oportunidad histórica que nos están brindando los cambios estructurales efectuados en el país”, dijo el banquero.

Precisó que la estrategia para duplicar el tamaño de la agrupación se llama “2x3”, lo que significa que en tres años los activos de crédito lleguen a 140 mil millones de pesos, desde los 70 mil millones de ahora, además de pasar de 2 mil millones de pesos a 4 mil millones las utilidades anuales.

Si bien al momento de darse a conocer su nuevo cargo en la entidad, Rojo enfatizó en que seguiría la misma estrategia de Hank González, pero indicó que llega para darle nuevos matices a Interacciones, y lo primero es desarrollar una serie de productos financieros que emanarán desde la banca de gobierno.

Aunque aún no están terminados, adelantó que se trata de esquemas de financiamiento para estados y municipios que no basan la garantía de pago en las participaciones que el gobierno asigna a esas entidades, como es la forma tradicional bajo la cual se conceden este tipo de préstamos.

En ese sentido, resaltó el enfoque que le darán a su cartera de infraestructura, en la que con base en nuevos productos para el desarrollo de hospitales, carreteras y plantas de tratamiento de agua, estiman alcanzar hacia 2016 un crecimiento de 150 por ciento, con lo que su saldo pasaría de 16 mil millones de pesos a más o menos 40 mil millones.

Asimismo, señaló que del lado de las pequeñas y medianas empresas, Interacciones ha elevado su presencia en el sureste y el noreste del país, ello debido a que detectó escasez de financiamiento hacia compañías proveedoras del sector energético como consecuencia del caso de Oceanografía y Banamex, además de que ve un importante potencial derivado de la reforma energética.

En ese sentido, precisó que en lo que va del año han sumado a su lista de clientes a alrededor de mil Pyme de este tipo, lo que se traduce en una derrama de crédito adicional de aproximadamente 4 mil 500 millones de pesos, más lo que se añada en el resto del año.

El rubro energético será uno de los más activos para el grupo, y aunque los afectos aún no están claros, Carlos Rojo señaló que ya tienen 98 proyectos de este tipo, aunque algunos aún están en etapa de aprobación y representan una suma estimada de 20 mil millones de pesos.

Para el ahora director general de Interacciones, las reformas han sido un paso fundamental para la economía y el único riesgo que percibe es alguna volatilidad que provenga de los mercados internacionales, por lo demás, aseguró, México está preparado para afrontar el crecimiento que está por venir.